Inicio La Pampa "Fuga de artistas" por crisis económica

«Fuga de artistas» por crisis económica

A la fuga de cerebros provocada por el desfinanciamiento para la ciencia y la tecnología que aplicó la administración macrista, ahora también se suma la «fuga de artistas» porque las políticas culturales también tuvieron recortes presupuestarios en el gobierno de Cambiemos. Los castenses Daniel Ojeda y Pamela Martín vivían en el paradisíaco Lago Puelo, tomaron un vehículo para recorrer casi 9 mil kilómetros hasta instalarse en la ciudad colombiana de Medellín. (ver aparte)
«No elegimos irnos, sino que elegimos dónde venir, pero nos teníamos que ir (de Argentina)», aseguraron desde la tierra cafetera en una comunicación telefónica con Radio DON.
«Acá está lleno de argentinos que llegaron en los últimos dos años. Creíamos que habíamos descubierto la pólvora porque veníamos a cantar tangos a Colombia, pero en los últimos dos años hubo una gran inmigración de artistas. Hoy en los países de Latinoamérica está lleno de artistas argentinos», relataron -sorprendidos y resignados- Ojeda y Martín. «Cuando llega la crisis, los primeros recortes son para la cultura», se resignan.

«La heladera vacía».
La pareja de músicos hace varios años que estaban instalados en el sur. Pamela es una destacada cantante de tangos, y también interpreta música latinoamericana; y la mayor repercusión la tuvo cuando llegó a la final del Mundial de Tangos, precisamente en la Medellín que ahora la cobija con su familia.
«La historia es redundante, pero nos paso lo mismo que, por lo menos, a la mitad de los argentinos. Estábamos radicados en Lago Puelo donde humildemente pudimos construir la casa con nuestras propias manos, tener nuestro propio trabajo porque tenía una mini fabrica que era una especie de cooperativa que fabricaba estufas en el Instituto de Tecnología
Industrial», recordó Ojeda.
«Con la repatriación de cerebro que se armó (en la administración de Cristina Fernández), llegó un ingeniero y diseñamos una estufa muy linda y estábamos trabajando muy bien; hasta que llegó este gobierno en 2015 con esta promesa de no devaluar y nos llevó el dólar de 8 a 16 pesos, nos abrió las importaciones, así empezaron a cerrar las bocas que nos compraban, y
prácticamente nos quedamos sin trabajo», relató.
«Cuando empieza a valer el litro de leche $40, la carne pasó a más de 150 y los niños abren la heladera y esta vacía, empezás a vender las pocas cosas que tenés para poder comer y ahí no queda otra que buscar nuevos horizontes», agregó.

Elogios a Verna.
Ojeda abordó los temas políticos, mientras Martín hizo hincapié en la cuestión artística. El músico reconoció que quienes lo conocen «saben que (Carlos) Verna no es santo de mi devoción», pero destacó que el gobernador «protegió muy bien a La Pampa» durante el gobierno de Cambiemos. «Hizo un paraguas muy eficiente contra las políticas nacionales, defendió a los jubilados y mantuvo las paritarias», destacó.
Y contrastó la situación de La Pampa con el resto de las provincias patagónicas. «En el sur la apertura de las importaciones rompió toda la economía regional, porque traían productos de todas las partes del mundo», destacó. Y ejemplificó: «Las estufas que fabricábamos las traían de Chile a prácticamente el precio de costo que nosotros teníamos para fabricar, los docentes no cobraban y los chicos empezaron las clases en junio, los médicos se fueron y quedó un pediatría porque se enamoró de una chica de ahí, el turismo que iba a reventar no apareció más y todo muy caro para vivir y el gas llevaba la boleta quintuplicada porque sacaron el subsidio».
«Hicieron un país inviable, mientras la gente en el centro del país seguía mirando TN y leyendo
Clarín donde todo está bien, porque te hacen alguna obra en Buenos Aires, pero el hambre del interior se potenció con la bicicleta financiera», destacó Ojeda.

-¿Los expulsó la economía macrista?
– El artista tiene otra sensibilidad y otra mirada de las cosas porque no todo pasa por los números. Lo primero que sentimos fue una profunda vulneración de nuestros derechos, nos sentimos desprotegidos jurídicamente porque conocimos a Santiago Maldonado y la ministra
(Patricia Bullrich) salió diciendo que era del ISIS, cuando era un pibe que andaba todo el día en la calle ayudando a la gente, o como Rafael Nahuel donde no solo lo matan sino que también lo estigmatizan y desprestigian a la familia. Tergiversan los hechos y lo instituyen como verdad porque sale en los canales, porque si Mirtha Legrand lo dice es porque es así. Muchos artistas huyen por la situación económica, pero también por el clima raro de época que estimula que salga lo peor de cada persona y eso profundiza la grieta.

Un viaje inolvidable.
Pamela Martín y Daniel Ojeda cuando decidieron radicarse en Medellín, partieron en vehículo para recorrer los casi 9 mil kilómetros en 40 días. Iban acompañado por los tres hijos, la madre de Ojeda, y los perros y el gato. “Fue un viaje inolvidable. Atravesamos cuatro países donde se nota el resurgimiento de Bolivia, pero sigue teniendo una diferencia abismal con Argentina. Nuestros hijos conocieron otras culturas, atravesamos varias situaciones y en la zaranda queda una experiencia muy enriquecedora”, destacaron.
En Medellín ya tuvieron varias presentaciones. “Es un país de derecha, con una flexibilización laboral muy fuerte, pero no tienen inflación y eso te permite proyectarse”, destacan.
Reconocen que los niños Abril y Manolo están sufriendo la adaptación, y anticipan que si no se acostumbran “tendremos que pegar la vuelta”.
“Lautaro es más permeable”, agregan. Dicen que la educación colombiana “es tradicionalista y casi laica”. “Abril en el sur iba a un colegio de artistas en el sur, donde tenia títeres, teatro o malabarismo, y acá en cualquier momento le enseñan tiro al blanco”, ironizó Ojeda.