Inicio La Pampa Intentaron estafar a un concejal y a dos fiscales

Intentaron estafar a un concejal y a dos fiscales

MENSAJES LES LLEGARON A TRAVES DE MEDIOS ELECTRONICOS

Durante los últimos días intentaron estafar a un concejal y a dos fiscales de General Pico mediante comunicaciones que les llegaron a través de los medios electrónicos. El caso más reciente lo sufrió el edil Héctor Viola (Partido Justicialista) y, a mediados de la semana anterior, el fiscal general Armando Agüero recibió un mensaje de un estafador que le ofrecía ser parte de «un proyecto» sobre un fondo depositado.
Viola contó que el jueves a las 21.40 recibió un correo electrónico que presuntamente le enviaba la gerencia de la tarjeta de crédito Visa, en el cual le informaba que «se había bloqueado la tarjeta por 48 horas y si en ese tiempo no se realizaba el trámite iba a quedar inhabilitada».
El concejal le contó a LA ARENA que en el correo para completar el trámite lo direccionaba a un link donde debía completar un formulario con sus datos personales como así también de la tarjeta, número y clave de seguridad. Al usuario se le abre una página, muy similar al sitio oficial de Visa, lo cual le genera confianza a la persona. Sin embargo se trata de una página duplicada, que no pertenece a la empresa sino que es creada por los estafadores.
«No avancé en el trámite y me quise comunicar con Visa para ver cuál era la situación, pero a partir de las 21 ya no atiende la operadora. A la mañana hablé con el fiscal Armando Agüero y me dijo que seguramente era un intento de estafa», señaló.
«Más tarde me comuniqué con Visa y me dijeron que seguro que era un intento de estafa, y que la extensión del correo era desconocida (no era .com.ar). La operadora me dijo que nunca se comunica cuando se bloquea una tarjeta, el cliente se encuentra que está bloqueada cuando va a hacer una operación y me dijeron que le iban a dar participación a delitos informáticos para que se pusieran en contacto conmigo. A los dos minutos recibí un correo y me llamaron para decirme que se trataba de un delito informático», agregó.

Pescador.
El edil además indicó que puso en conocimiento de esta situación a la policía piquense, desde donde le dijeron que si bien este tipo de delitos (conocido como «pescador») es habitual en otras partes del país, todavía no se había reportado nunca en General Pico.
«Dicen que en el país esto se conoce pero que en Pico nadie había reportado esto. Esa misma noche unos cuantos recibieron un correo de esa naturaleza y no es menor que sea después de las 21, porque cuando vos te querés comunicar no te encontrás con nadie. Con tarjeta de débito te vacían la cuenta y con tarjeta de crédito te hacen compras y te vas a enterar que te hicieron compras, pero te vas a enterar tarde, salvo que estés subscripto a las alertas por compras con tarjeta de crédito que ofrecen las compañías. En mi caso nunca doy por teléfono ni por correo los números de las tarjetas, pero seguro que enganchan a más de uno», manifestó.

Estafa a fiscales.
Días atrás también intentaron estafar al fiscal Agüero, quien a diario recibe denuncias por estafa en sede de Fiscalía. Sin embargo en este caso la modalidad fue diferente.
A través de la red social Twitter le ofrecieron ser parte de un «proyecto» en el que le pedían que enviara su correo electrónico y de ese modo recibiría los datos para cobrar una suma de dinero.
«Hola amigo, tengo un proyecto para compartir con usted respecto a su apellido personal. Se trata de un fondo depositado en mi banco por un cliente que tiene el mismo apellido que usted. Responda con su correo electrónico para que pueda comunicarme con usted en privado», decía el mensaje. En su respuesta, el fiscal le advirtió que eso se trataba de un intento de estafa.
El mismo Agüero, dio a conocer que su colega Guillermo Komarofky, de la Segunda Circunscripción Judicial con asiento en General Pico, también intentaron estafarlo.
«Te mandan un link trucho para que metas los números de tu tarjeta», dijo Agüero en referencia a este caso. Komarofky recibió un aviso en el que le manifestaban que «hubo una actualización de sus datos personales no autorizada en nuestra base de datos, y le solicitamos que actualice los mismos en el siguiente enlace». En el mensaje se advertía que en caso de hacer la actualización solicitada se deshabilitaría la cuenta de una conocida tarjeta de crédito.