Inicio La Pampa "Garantizamos presencialidad cuidada"

«Garantizamos presencialidad cuidada»

EL MINISTRO PABLO MACCIONE OFRECIO UN INFORME A LA LEGISLATURA

«Estamos avanzando en la vacunación del personal de educación, siempre bajo las definiciones de políticas sanitarias. De 11.128 inscriptos llevamos vacunados 3.680 personas, un 33%. Y seguimos vacunando ahora a docentes y porteros de 50 años en adelante», informó Pablo Maccione en la Legislatura provincial. Junto a funcionarios de su cartera, el ministro de Educación se presentó ante los legisladores que integran la Comisión de Legislación General para informar sobre la situación educativa provincial en contexto de pandemia.
Además de celebrar que ya se vacunó el 33% del personal educativo, el ministro advirtió que desde el reinicio de las clases presenciales se realizan «visitas permanentes a las escuelas para corroborar el cumplimiento de protocolos y garantizar una presencialidad cuidada». Y reveló que «sobre 91.673 personas que fueron pasando por la presencialidad, se registraron 610 casos positivos» que representan «sólo el 0,76%». No obstante, unas horas después, al anunciar nuevas medidas y restricciones, Sergio Ziliotto «actualizó» esas cifras: «sobre más de 99.000 personas que integran el sistema educativo, se contagió el 0,88%», dijo el gobernador. Ese porcentaje representa unas 875 personas.
Además, explicó que con el fin de «observar cómo evolucionaba la situación epidemiológica, el primer mes decidimos no habilitar las residencias escolares, porque sabíamos que a muchas de estas residencias acuden perdonas de otras provincias». Primeros evaluaron «cómo iban evolucionando los casos, mientras trabajábamos en el protocolo para implementar» agregó.

No solo Educación.
Según Maccione, aunque «cada establecimiento educativo debe garantizar los derechos de los estudiantes» algunas veces «hay que atender desde Educación, pero otras se debe hacer desde (las áreas de) Desarrollo Social y Salud». Recordó que el año pasado, el reinicio de la presencialidad «implicó una implementación de protocolos», agregó que «entre septiembre y diciembre unos 2.000 estudiantes transitaron» este trayecto, y explicó que durante las vacaciones «empezamos a trabajar para regresar a una presencialidad cuidada».
Para eso, este año «se invirtieron desde el Ministerio unos cinco millones de pesos para reforzar el transporte público exclusivamente para estudiantes, con el fin de cumplir el distanciamiento y que no se registraran esperas ni retrasos».
Luego de su presentación, los diputados fueron habilitados para formular preguntas. Agustina García (UCR) consultó si está garantizado el acceso a materiales de aprendizaje para estudiantes que no pueden concurrir a las escuelas y Marcela Feuerschvenger (subsecretaria de Educación) explicó que se habilitaron «docentes domiciliarios para estudiantes de riesgo, que asisten a sus hogares», aunque aclaró que «son relativamente pocos y también debe destacarse la preocupación desde las escuelas por los alumnos que no pueden asistir».

Una evaluación favorable.
Otra legisladora radical, Estela Guzmán, quiso saber cómo evalúan desde el Ministerio el aprendizaje mixto entre presencialidad y virtualidad. «Es altamente favorable, porque la escuela encontró otro lugar y se revalorizó la presencialidad», respondió Feuerschvenger. Y agregó que «los informes muestran eficacia: gran parte de los docentes trabaja con grupos reducidos de estudiantes, y eso permite profundizar y obtener mejores resultados, superando incluso las expectativas que teníamos. Las voces son positivas, todos hablan de la importancia de la presencialidad, y nuestro objetivo es hacer un monitoreo y una evaluación transcurrido cierto tiempo con el formato de burbujas», dijo.
Sandra Fonseca (Comunidad Organizada) consultó sobre la continuidad de las clases presenciales ahora que La Pampa figura como «zona roja» y expresó su inquietud por «el malestar» que genera «el uso de barbijos». «Esa declaración de zona roja resulta de un decreto nacional, y no suspende las clases presenciales», respondió el ministro. Y reiteró: «estamos comprometidos con la presencialidad cuidada, pero sabemos que si hay una disposición sanitaria la vamos a respetar, como hicimos el año pasado». Maccione resaltó que trabajan «para que la escuela sea un lugar seguro» y recordó que «no se ha generado ningún brote en el interior de una escuela».
En cuanto a la recomendación de usar barbijo durante un «plazo limitado», la subsecretaria Feuerschvenger aclaró que «hay un solo caso de una familia que hizo una presentación por un niño a través de su pediatra. Lo elevamos a Salud, donde evaluaron que el tapabocas no provocaría» los resultados que manifestaba la familia.

Presencialidad, prioritaria.
Cuando el diputado macrista Martín Ardohain mostró su satisfacción porque el ministro defiende la presencialidad, Maccione agregó que «todas las instituciones educativas están convencidos de eso» y recordó que La pampa «debe ser la única provincia que mantuvo tres meses la presencialidad el año pasado, trabajando en cuestiones focalizadas. La presencialidad ordena la vida y por eso compartimos ese posicionamiento», dijo.
Otra inquietud fue presentada por Julio González (Frejupa), quien consultó sobre el grado de avance en la construcción de jardines que el gobierno nacional no pudo terminar. «Registran un trabajo importante. Si bien el más adelantado es el JIN de General Pico, todos muestran algún grado de avance y actualmente estamos esperando la obra complementaria para garantizar el servicio eléctrico», respondió el ministro.
Finalmente, al ser consultada sobre «la igualdad de dispositivos móviles» entre los alumnos, la subsecretaria Feuerschvenger explicó: «trabajamos para ampliar la conectividad y garantizamos la igualdad con presencialidad».