García, a cargo de Adicciones

CORREA, AFECTADO POR LA SALIDA DE TIERNO EN SEGURIDAD

El comisario retirado Luis Correa dejó la Subsecretaría de Prevención de Adicciones y Lucha Contra el Narcotráfico. El gobernador Carlos Verna le aceptó la renuncia y lo convirtió en la primera víctima de la expulsión del ahora ex ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno. Ese lugar fue ocupado a partir de ayer por Agustín García, quien se desempeñaba en la Subsecretaría de Protección Ciudadana y junto con los jefes policiales Roberto Ayala y Héctor Lara sobrevivió a los cambios que ordenó el Centro Cívico.
“En el día de hoy (por ayer) se aceptó la renuncia de Luis Correa, y me propusieron continuar dentro del Ministerio, pero a cargo de la Subsecretaría de Prevención de Adicciones y Lucha Contra el Narcotráfico. La intención es darle un sentido más relacionado a la definición de políticas institucionales de trabajo. Nos estamos empezando a reunir con los equipos de lucha contra el narcotráfico de la Policía de La Pampa”, dijo García, en declaraciones al boletín de prensa oficial.
“El cargo era ocupado anteriormente por Luis Correa, un comisario general retirado con muchísima experiencia y que forjó toda su experiencia en el tema drogas, con lo cual, y como funcionario, fue muy operativo. Ahora el énfasis que puedo plantear desde mi lugar, será hacia la construcción de lineamientos de políticas institucionales, además de generar el soporte necesario para todo el área de drogas de la Policía. Esto tiene que ver con crear las herramientas que la institución policial necesita para optimizar su trabajo”, señaló García.

Sin cambios.
Desde el operativo el flamante titular de Lucha Contra el Narcotráfico aseguró que no habrá cambios. “Seguramente se ajustarán cuestiones de estrategia operativa. Tenemos la convicción de seguir potenciando el combate a las drogas, en tal sentido la Policía viene realizando un arduo trabajo. El narcotráfico es un problema trasnacional, ni siquiera los Estados potencia lo han podido resolver aún, con lo cual genera un desafío enorme para poder garantizar que, en La Pampa, el narcotráfico trate de ir alejándose, y que las drogas tengan menos impacto en nuestros jóvenes. Siempre pensando en atacar a las organizaciones que hacen el transporte de las drogas y los canales de distribución”, añadió.
“Lo importante es saber que el fin de semana pasado, desde el Ministerio de Seguridad y en contacto con Jefatura de Policía, todos los operativos que se venían haciendo, y con resultados positivos, como controles de alcoholemia de tránsito y nocturnidad, se siguieron realizando y así continuarán, ya que son las líneas que el gobernador le ha expresado al nuevo ministro de Seguridad. Buscamos una potenciación en el trabajo articulado con el resto de los organismos del Gobierno”, finalizó el subsecretario.

Con Garavano.
El flamante ministro de Seguridad, Julio César González, se puso en contacto ayer con el secretario de Gestión Federal de la Seguridad, dependiente del Ministerio de Seguridad de La Nación, Enrique Luis Thomas, quien se puso disposición para gestionar una reunión con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.
Desde el Centro Cívico se informó que el 11 de junio, González, acompañado por García, viajará a Buenos Aires para participar de un encuentro en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, invitado por el ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, y el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavagno.
A su vez, se conoció que la Secretaría de Gestión Federal de la Seguridad de Nación envió una salutación a González por la reciente designación al frente de la cartera pampeana.

Duras acusaciones de Correa
Luis Correa se fue pero dejó duras acusaciones al jefe de la Policía, Roberto Ayala, y a otros jefes policiales que no mencionó. El ahora ex funcionario ofreció declaraciones públicas al periodista Daniel Lucchelli, en las que cuestionó la idoneidad de Ayala y afirmó que algunos jefes policiales no le prestaban apoyo en su tarea contra el narcotráfico.
“No se puede hacer el abordaje integral del narcotráfico de la manera que venimos haciendo ahora”, dijo. Afirmó además que el jefe de Policía desconocía totalmente lo que pasaba en drogas. “La presencia mía molestaba. Yo no soy alguien que viene de la política, soy un técnico”, sostuvo. “Hoy el combate se limita a algunos operativos esporádicos”, agregó.
Luego disparó contra los “jefes” que trabajan “de lunes a viernes y se van el fin de semana”. Según Correa, el ex ministro Tierno le había encomendado “el trabajo de nocturnidad” pero que la Jefatura de Policía le retaceaba el apoyo y lo dejaba solo trabajando los sábados y domingos.
Incluso aseguró que el último fin de semana avisó que existía un caso de juego clandestino en la localidad de Telén. “Algo importante, con más de un millón de pesos en la mesa”, abundó. Pero sostuvo que los jefes policiales que debían actuar en esa zona no lo hicieron, sino que expresaron sus quejas por la intervención del Área de Adicciones. “Yo no voy a participar de ningún acto de corruptela”, disparó.
Dijo que lo que ocurría era independiente de si estaba Tierno o Julio González frente al Ministerio.