Inicio La Pampa Gasoducto: Martínez le puso fecha

Gasoducto: Martínez le puso fecha

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, aseguró días atrás que en el año 2023 debería estar operativo el gran gasoducto que nace en Vaca Muerta, Neuquén, y termina en la localidad santafesina de San Jerónimo. Esa obra fue reflotada en estos días con la intención del Gobierno nacional de atraer fondos chinos que financien ese mega proyecto que, según la previsión original, atravesará una zona de nuestra provincia.
El tendido de un gran gasoducto constituye el principal proyecto incluido en el paquete de obras troncales que el gobierno quiere financiar con empresas chinas. Sin embargo, esta iniciativa no es la única, existen otras tres importantes obras que la secretaría de Energía prevé impulsar.
Si bien la inclusión de la obra del gasoducto troncal Tratayén, Salliqueló y sur de Santa Fe ya había sido confirmada días atrás por Argenports.com, en estos días el sitio especializado Econojournal dio a conocer un minucioso informe donde expone valiosa información sobre los planes del área que conduce Darío Martínez. Eso fue confirmado ahora por el propio Martínez en una jornada sobre Energía organizada por el diario Río Negro.
La traza proyectada arranca en Tratayén (Vaca Muerta) y tras pasar por Salliqueló (provincia de Buenos Aires), llega al sur de Santa Fe. También se impulsa la potenciación de otros ductos troncales, como el General San Martín y el GNEA.
«Para nosotros es un objetivo ambicioso pero muy importante para poder evacuar gas producido por trabajadores argentinos y es gas que lo pagamos en pesos y que no necesitamos de otro sector de la economía generar dólares para poder importar gas», dijo.
Martínez dijo que este año se adquirieron 47 buques (cargas) de GNL, 34 para Escobar y 13 para Bahía Blanca, a un precio de 7,46 dólares el millón de BTU.
«Es un buen precio y estamos analizando la última compra del año y algunos están muy caros, así que creemos que no va a ser necesario. Incluso esperamos que el año que viene el regasificador de Bahía Blanca ya no sea necesario», señaló.
Martínez afirmó que el diseño de gasoductos que plantea el Gobierno nacional tiene por fin ahorrar US$ 1.150 millones anuales vía sustitución de importaciones, de manera de producir un ahorro fiscal anual de alrededor de 600 millones de dólares.