General Acha: juez aceptó acusaciones de los fiscales

ASESINATO DE PAOLO YOBANOLO EN 25 DE MAYO

La Justicia avanza en la acusación de tres vecinos de 25 de Mayo quienes en la madrugada del 10 de marzo habrían participado en el asesinato de Paolo Yobanolo e hirieron a un hermano.
En la sede judicial de General Acha, el juez Diego Asin le formalizó esta semana a César Antonio Carabajal, Hugo Carabajal y Marcos Santibañez. Al primero lo apuntan como el autor de las puñaladas mortales, y a los restantes por lesiones leves al hermanastro de la víctima y por encubrimiento agravado del crimen. Los tres esperarán el juicio en prisión dado que el magistrado les dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso judicial.

El hecho.
De acuerdo con lo que habría probado el Ministerio Público Fiscal (MPF), en la madrugada del 10 de marzo pasado, a la salida del local comercial “Farras Bar”, de 25 de Mayo. Paolo Yobanolo, un joven de 26 años oriundo de 25 de Mayo, discutió con los detenidos, todos mendocinos que viven hace tiempo en esta ciudad.
En medio de la disputa verbal uno de ellos le aplicó al menos siete puñaladas en distintas partes del cuerpo, mediante la utilización de un arma blanca. El joven falleció en el hospital local “Jorge Ahuad” como consecuencia de la hemorragia producida por las heridas.

Acusación fiscal.
La tarea investigativa del caso policial estuvo en manos de los fiscales Eugenia Bolzan y Juan Bautista Méndez con el importante aporte del personal de la comisaría departamental de 25 de Mayo. En una audiencia celebrada el viernes 1 de junio los funcionarios judiciales presentaron su acusación. Los imputados fueron representados por el defensor oficial Kevin Christensen.
En los tribunales de General Acha se concretó la formalización a los tres hombres acusados por el crimen de Paolo Sebastián Yanabolo. Se trata de César Antonio Carabajal, Hugo Carabajal y Marcos Santibañez, a quienes a su vez se les dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso judicial. Además, se ordenaron pruebas consistentes en el cotejo de ADN entre muestras de los imputados, la víctima y elementos secuestrados en el hecho.
Bolzan y Méndez, más allá de la imputación personal de autor y partícipes necesarios, los acusaron de haber cometido un “homicidio agravado por la participación de dos o más personas”. También, a los dos últimos imputados se los acusa del delito de haber lesionado a piedrazos a Lautaro Saso, hermanastro de la víctima.