Denuncian el faltante de casi 600 mil pesos en un municipio

INVESTIGACION POR PECULADO CONTRA TRES EMPLEADOS MUNICIPALES

El trabajador municipal que es investigado por la presunta sustracción de una importante suma de la recaudación de la emisión de las licencias de conducir, quedó detenido con prisión preventiva, tras una audiencia en la cual se le amplió la Investigación Fiscal Preparatoria que se sigue en su contra. Además la causa penal que damnificó a la Municipalidad de General Pico, sumó este miércoles al mediodía a dos nuevos imputados, dos empleadas de la Coordinación de Tecnologías de la Información, que depende de la Secretaría de Hacienda.
En una audiencia de formalización que se llevó a cabo ayer al mediodía en la Sala 3 de los tribunales de esta ciudad, la jueza de control Jimena Cardoso, le amplió la Investigación Fiscal Preparatoria a Leonardo Godoy, luego que el 1 de agosto pasado se le iniciara una causa penal por la figura de peculado.
El trabajador municipal se desempeñaba en una de las cajas del área de Tránsito, y era el encargado de cobrar la tasa por la emisión de la licencia nacional de conducir. Semanas atrás el trabajador fue denunciado ante la Justicia por Luis Daratha, director de Prevención y Convivencia Ciudadana, tras las sospechas que levantaron la importante cantidad de recibos anulados que ingresaron al área de cómputos en los últimos meses. Se presume que Godoy cobraba las licencias pero al momento de hacer la rendición anulaba algunos recibos e informaba una suma menor de la recaudada.

Más de medio millón.
Durante la primera audiencia de Formalización de la Investigación Fiscal, se informó que se había detectado un faltante de 112 mil pesos en el mes de julio. Sin embargo, el municipio inició una investigación interna y elevó a la Justicia la primera parte de la auditoría que comprende el período enero-julio de este año.
Este análisis determinó, según indicó ayer en la audiencia el fiscal general Armando Agüero, que el defalco ascendía a 570 mil pesos. Por lo tanto, el funcionario judicial pidió ayer una ampliación de la formalización, dado que se había detectado una nueva maniobra delictiva y a su vez un monto mayor al percibido de manera inicial.
El funcionario judicial sostiene que Godoy sustrajo una suma de 279 mil pesos, mediante la anulación de más de 200 recibos, como se denunciara en un primer momento. Además indicó que se descubrió otra modalidad delictiva: la confección manual de los recibos de pago sin pasar por el sistema informático de la comuna. De esta manera, se habría hecho de 291 mil pesos.

Tres imputados.
En la audiencia de ayer, la causa sumó a dos nuevos imputados, dos mujeres de apellidos Dellacrocce y Morello, quienes son parte de la Coordinación de Tecnologías de la Información, y a quienes se les inició una investigación por la figura de peculado culposo, dado que se habrían desempeñado con “imprudencia, negligencia o por inoperancia de los deberes a su cargo” dando ocasión a que se efectuara de parte de Godoy la sustracción de 279 mil pesos, mediante la anulación de recibos.
En el caso de Godoy el fiscal solicitó la prisión preventiva por 90 días, plazo que dura la Investigación Fiscal Preparatoria, tras argumentar que podría fugarse y entorpecer la investigación. La jueza hizo lugar al pedido de la imposición de la prisión preventiva al acusado, aunque por el plazo de 30 días.
En cuanto a los dos mujeres, que fueron representadas por el defensor oficial Guillermo Constantino, la magistrada les formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por el delito de peculado culposo, aunque rechazó el pedido del fiscal de dictar por 90 días, la separación del cargo que ocupan en la administración municipal.

Comuna inició un sumario.
Previo a la nueva audiencia de formalización de la Investigación Fiscal Preparatoria que se hizo ayer, la secretaria de Gobierno de la municipalidad piquense, Belén Lavechia, remarcó que se lleva adelante una investigación interna.
“Se apartó al responsable de la caja y se inició la investigación interna a través del sumario respectivo y se solicitó la realización de un análisis interno para determinar si había más irregularidades que detectar. Nos notificaron del informe y realizamos una ampliación de denuncia en la Justicia sobre las irregularidades que se detectaron donde había dos accionares”, señaló la funcionaria.
“Hemos puesto a disposición los informes que tenemos, los análisis que hemos hecho, los cruzamientos de datos que se hicieron en cada área a fin de que se realice la investigación correspondiente y determinen las responsabilidades que le pueda caber al responsable”, agregó.
La funcionaria también indicó que el trabajador primero fue desplazado de la caja y luego quedó suspendido, mientras se lleva adelante la investigación.
Por último manifestó que ya se analizaron las rendiciones de enero a julio de este año, y que se auditará “todo lo que sea necesario”.