Inicio La Pampa General Pico: dictan otra condena a "Sapito" Núñez

General Pico: dictan otra condena a «Sapito» Núñez

INTENTO FUGARSE DE LA ALCAIDIA Y LESIONO A DOS POLICIAS

El juez de control de General Pico, Heber Pregno, condenó a Andrés «Sapito» Núñez (25 años) a tres años de prisión efectiva, luego que meses atrás intentara fugarse de la Alcaidía de la Unidad Regional II, donde cumplía una condena, y lesionara a dos policías. El magistrado lo penó por los delitos de «Evasión en grado de tentativa», «Lesiones leves», en perjuicio de un agente policial y «Lesiones graves» en perjuicio de otro efectivo.
El magistrado dictó sentencia en el marco de un acuerdo de juicio abreviado que fue convenido por el fiscal general Armando Agüero, el defensor oficial Walter Vaccaro y el propio imputado, quien admitió su responsabilidad en los hechos investigados. Darío Correa y Nahuel Leishman, quienes fueron los efectivos damnificados, prestaron su consentimiento con los términos del acuerdo.
Los hechos ocurrieron el 10 de abril en la Alcaidía de esta ciudad, donde Núñez estaba detenido con prisión preventiva. En momentos en que era trasladado a su celda individual desde el pabellón 3 logró reducir a un efectivo mediante un rodillazo en la zona de la cintura y le apoyó un elemento de madera con punta en la zona de la espalda, con el cual le realizaba «pinchazos» repetidamente, mientras le gritaba de manera alterada que se quería ir a su casa, «que estaba re jugado» y que los iba a matar.
Al percatarse Núñez que el elemento que portaba se había roto, producto de los forcejeos con el oficial, corrió hacia la puerta de ingreso de la Alcaidía, con la clara intención de fugarse. Luego personal policial logró reducirlo y evitar que escapara. Producto de los golpes, uno de los efectivos sufrió lesiones varias de carácter leve, y el otro una fractura en su mano derecha.

Reincidente.
Al día siguiente, Pregno le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria en una audiencia de la que participó el fiscal Damián Campos y el defensor oficial Walter Vaccaro, por los cargos por los que fue condenado.
Respecto a la estructura típica del delito de «Evasión», Pregno consideró que el imputado «se encontraba legalmente detenido a raíz de una prisión preventiva ordenada por la jueza de control Jimena Cardoso. La acción típica la cometió Núñez al intentar evadirse para recuperar su libertad ambulatoria, utilizando como medio la violencia física sobre las personas, en esta caso de los agentes quienes ejercían su custodia personal, quedando las lesiones debidamente certificadas».
Núñez, que ya cuenta con antecedentes condenatorios, fue declarado reincidente por el juez. En marzo de 2014 fue sentenciado por el juez de audiencia Federico Pellegrino a cinco años de prisión efectiva, tras encontrarlo culpable de los delitos de Amenazas agravadas por el uso de arma; Privación Ilegítima de la libertad y Robo agravado. En aquella ocasión fue sentenciado por un haber tomado de rehén a una mujer y a un hombre en un kiosco que funcionaba en la calle 24 entre 19 y 21 de General Pico.