Inicio La Pampa General Pico: intenso movimiento en la terminal

General Pico: intenso movimiento en la terminal

SE ACRECIENTAN LAS CONSULTAS Y LAS VENTAS DE PASAJES DE OMNIBUS

Los pasillos de la Terminal de Omnibus de General Pico tuvieron esta semana una importante afluencia de público, mostrando una imagen que distó mucho de la de hace algunas semanas, sin colectivos en plataformas y sin pasajeros a la espera de un viaje.
En los últimos días, fueron constantes las consultas por boletos para pasar las fiestas de fin de año en otras provincias, o para asegurar la llegada a la ciudad, de los seres queridos que residen en otras partes del país, con los que no se pueden ver desde que comenzó la pandemia de Covid-19.
Gustavo Bernardini, a cargo del departamento de Transporte del municipio, le dijo a LA ARENA que se registraron muchas consultas y compras de boletos durante los últimos días. «Estamos viendo un movimiento paulatino. La demanda es muy grande teniendo en cuenta todo el período en el que el transporte de larga distancia estuvo parado. Vamos viendo a la gente acercarse a la boletería a hacer consultas y de apoco empezando a habilitarse los servicios», señaló.
«Tenemos programados algunos arribos para esta semana y acentuándose para el fin semana, con llegadas de micros desde Capital Federal y Córdoba, principalmente, pero también de otros puntos del país», agregó.

Pasajes.
Además, dijo que a partir de las reaperturas de las boleterías de cada empresa, se notó un mayor movimiento de vecinas y vecinos, que llegaron a consultar «valores y posibilidades de pasajes».
En principio, se ve «mucha gente consultando para esta fecha que se aproxima, para las fechas festivas» y aún, no tanto «por el período vacacional».
Las empresas que tienen servicios de pasajeros desde Buenos Aires y Córdoba, donde se encuentran gran parte de los y las estudiantes universitarios que residen fuera la provincia, son hasta el momento las más requeridas.
Bernardini subrayó que pese al momento que atravesaron las empresas de larga distancia, todas pudieron sostenerse y ninguna dejó de ocupar su boletería en la Terminal.
«Todas las empresas pudieron sostenerse. Si bien fue un año sumamente difícil para el sector del transporte, ahora nos volvemos a encontrar con una reapertura del 100 por 100 con respecto a marzo de este año, cuando se inició el período de aislamiento», señaló.

Protocolo.
Asimismo, recordó que el protocolo fijado para los viajes de larga distancia, incluye una restricción a la ocupación de las butacas de la unidad, fijada «en un 80% de su capacidad máxima. Además de eso exigencias del permiso de circulación, la declaración jurada del pasajero, la obligación que cada empresa haga testeo al pasajero antes de ingresar a la unidad y algunas otras cuestiones protocolares que son propias de las terminales de ómnibus». En este caso, se refirió a la prohibición de permanecer en la plataforma a aquella persona que no vaya a viajar.
Por último, también recordó que está prohibido «descender en terminales que son puntos intermedios». A modo de ejemplo explicó que a General Pico llega una unidad que hace el servicio desde Paraná hasta Bariloche, y que las personas que no tienen a esta ciudad como destino final, no pueden bajar del colectivo en Pico.