Inicio La Pampa General Pico: investigan nueva estafa telefónica

General Pico: investigan nueva estafa telefónica

UN VECINO DEPOSITO $45 MIL PARA CANCELAR DEUDA DE UN PLAN DE AHORRO

El fiscal general de esta ciudad, Armando Agüero, confirmó que investiga un nuevo caso de estafa telefónica que perjudicó a un vecino piquense en una suma estimada de 45 mil pesos. La maniobra se realizó desde un número con característica de Buenos Aires, desde el que dieron detalles del plan de ahorro que tenía de un vehículo, y le ofrecieron saldar la deuda mediante el pago de una cifra bastante menor a la adeudada.
«Un hombre de entre 50 y 60 años recibió una llamada de Buenos Aires en la que le dijeron que llamaban desde Volkswagen. Le hicieron referencia a un plan que estaba adeudando y le dijeron que la deuda que tenía la podía cancelar depositando 45 mil pesos, cuando él debía 77.300 pesos. Le dieron el número de cuenta en el cual debía depositar y depositó el dinero», contó el fiscal.
«Luego lo volvieron a llamar y le dijeron que si quería retirar el vehículo debía depositar 30 mil pesos, lo cual le llamó la atención y eso se dirigió a Volkswagen de Pico, donde le informaron que su deuda seguía siendo la misma, que no había ningún depósito realizado para cancelarla y, que no era la primera persona que habría pasado por esta situación», agregó.
El funcionario judicial subrayó que la persona que lo contactó, habría sido una mujer, se ganó la confianza del damnificado, al darle datos verídicos de su plan de ahorro.
«Quien lo llamó tenía datos del plan, el estado de deuda en el que se encontraba, el monto y las cuotas que estaba adeudando y, esa cantidad de datos que tenían en referencia a ese plan es lo que le brindó confianza. Pero no sabía que quien había obtenido esos datos, no pertenecía a Volkswagen sino que era una estafadora», agregó.

Una estafa semanal.
A su vez, Agüero refirió que todas las semanas cuentan por lo menos con una denuncia nueva sobre un caso de estafa, y remarcó que esta modalidad delictiva se «masificó», debido a que tiene un mayor atractivo económico y una escala penal bastante menor que la de un robo.
«Lo más serio es el impacto económico que esto tiene, porque ya aprendimos que en casa no hay que dejar plata y te llevan alguna cosa material, como un celular, computadora o televisor, y no pasa de eso. Para el delincuente el robo ya es atractivo en términos de la sanción penal que tiene. En cambio la estafa es atractiva en muchos sentidos, porque tiene muchos beneficios económicos y a contrapartida tiene una muy baja escala penal, dado que tiene una pena de prisión de un mes», explicó.
«En una casa no encontrás nunca 50 mil pesos, y en cambio hacés una llamada y te hacés, como el caso que hemos tenido, de 37 mil dólares. Y a eso se le suma que tiene una logística mucho más baja, porque en el robo participan dos o tres personas para repartirse poco, con alto riesgo de encontrarse con el morador o la presencia policial cercana. Esto son las razones por las cuales se masificaron este tipo de delitos al punto que tenemos por lo menos uno por semana», sostuvo.
«Esto está pasando en el norte y en el resto de la provincia, con una repercusión económica enorme porque si juntamos todas las estafas que tuvimos de enero a hoy, son millones de pesos que se han ido con llamadas telefónicas, lo que no sucede con ningún otro delito. No queda otra más que advertir, porque en los otros delitos, como el robo o el abigeato, podemos recuperar las cosas, pero acá la plata no la volvemos a recuperar más, porque va a una cuenta de una persona que cuando la traemos, ni siquiera saben que tiene una cuenta a nombre de ellos, porque le han usado sus datos para abrir esa cuenta y la operan a través de Home Banking. Es una modalidad que cada vez se va intensificar más por estas condiciones de alta rentabilidad y bajo riesgo», agregó.
El fiscal piquense señaló que, a diferencia de las otras estafas denunciadas, en este caso no le informaron sobre ningún premio que se hubiera ganado, sino que le dieron datos reales sobre un plan de ahorro que tenía, lo cual hizo más creíble la maniobra.
Por último, subrayó que la mayoría de las estafas están relacionadas a agencias de autos, trámites de Anses, PAMI y de las compañías telefónicas y aconsejó «revalorizar el contacto personal, empezar a dejar de hacer estas cosas por teléfono y volver a las viejas formas, que es ir hasta el negocio».