Inicio La Pampa General Pico: volvieron las ferias a espacios cerrados

General Pico: volvieron las ferias a espacios cerrados

Con la participación de medio centenar de expositores y el debido protocolo sanitario, las ferias de emprendedores que organiza la Municipalidad de General Pico volvieron ayer a los espacios cerrados. El mes pasado, ya se había retomado la actividad en la ciudad, aunque al aire libre, en el Paseo Ferroviario.
La muestra denominada «Feria de la Amistad» se llevó a cabo en vísperas de la celebración del «Día del Amigo», en el salón de la Asociación Española de esta ciudad, de calle 13 entre 18 y 20. La organización estuvo a cargo de la Dirección General de Nuevas Economías, que dirige María del Carmen García Suárez, y que depende de la Secretaría de Desarrollo Social.
Carina Rodríguez, una de las expositoras que participó del evento, le contó a LA ARENA que tuvo que reconvertir su emprendimiento a partir de la pandemia de Covid-19 y que encontró una salida, en la confección de tapabocas personalizados e institucionales.
«Tengo un microemprendimiento hace 15 años, en el que me dedico a la ropa de promoción, de los clubes y los colegios. Con esto de la pandemia nos quedamos sin trabajo y surgió lo del tapaboca personalizado. Tengo 600 diseños en tapabocas y trabajo mucho con los negocios, que pueden hacer se publicidad en los tapabocas. A nosotros nos funciona muy bien y pudimos remontar con esto. Comenzamos a andar ahora en las ferias, antes no participábamos. Nos ha ido bien», contó la mujer.
Además, manifestó que desde que inició la cuarentena su emprendimiento económico atravesó etapas muy difíciles e inciertas, dado que tenía que amoldarse «a un producto nuevo» del que no sabía durante «cuánto tiempo iba a funcionar».

Medidas.
A diferencia de las multitudinarias exposiciones que organizaba hasta el año pasado la comuna, esta se hizo con un número acotado de feriantes, con escasa circulación de público y con medidas sanitarias y de distanciamiento social dispuestas por el Ministerio de Salud de la Nación. En este sentido, solo se permitió la participación de medio centenar de emprendedores, menos de la mitad de la cantidad que hubo en ferias anteriores. Además no se incluyó espectáculos artísticos ni patio de comida, con la intención de que la feria fuera solo un espacio de compras y no un paseo recreativo.
Además se exigió el uso de tapabocas tanto a los feriantes como a los compradores, y en el acceso al salón, personal de Salud Pública tomaba la temperatura a la gente que ingresaba y proveía de alcohol en gel.
También se dispuso una separación de dos metros entre cada puesto de venta. Además se delimitó la distancia entre el posible cliente y el emprendedor, y se limitó el ingreso del público, para evitar la aglomeración de gente y cumplir con la medidas previstas.