Inicio La Pampa "Gracias a Salud Pública"

«Gracias a Salud Pública»

«Parece que ahora soy famosa», le dijo Nadia Lucero a su papá cuando salió del área de Rehabilitación y se encontró con una gran cantidad de medios de prensa y con las primeras personas que se acercaron a saludarla. La joven de 22 años permaneció internada en el Hospital Lucio Molas un total de 52 días. Exactamente desde la noche del 15 de diciembre del año pasado, cuando Laureano González -entonces su pareja- la abandonó en la guardia luego de golpearla y torturarla por más de 20 horas. La había dejado al borde de la muerte.
Nadia salió ayer de rehabilitación, pasó por Clínica Médica y recorrió los pasillos del hospital acompañada de sus hijos, sus familiares más cercanos, y un grupo de payamédicos que sumó a una movida que también la sorprendió.
A su paso la joven recibió saludos, aplausos, muestras de afecto de personal del hospital y de pacientes que estaban en las distintas salas de espera. La sorpresa fue mayor cuando al cruzar la puerta se encontró con alrededor de dos centenares de personas, entre las que se encontraban organizaciones feministas, sindicales, vecinos y más familiares.

Por la puerta grande.
Jorge Lucero, el papá de Nadia, agradeció con un altavoz la presencia de toda la gente que estuvo acompañando durante todo este tiempo de sufrimiento y espera. «Dije que iba a salir con mi hija caminando de acá y acá estamos. Saliendo por la puerta grande, y rodeados del afecto de la gente», manifestó el hombre ante los medios.
«Siento muchísima emoción, había momentos en que no se pasaban más las horas, y ahora ya me la llevo a casa. En algunos días va a dialogar con la prensa, hoy (por ayer) no quisimos porque está muy nerviosa. Está muy bien gracias a Dios, a los grandes médicos que tenemos acá en el hospital, y todo el personal de Salud», agradeció Lucero al valorar la tarea de quienes trabajaron junto a la joven.
Jorge Lucero, en tanto, confirmó este jueves que «Nadia ya sabe todo lo que pasó, le hemos contado toda la verdad y los médicos tamben hablaron con ella. Sabe cuáles fueron las lesiones que tuvo, y quién se las causó». Nadia deberá continuar con su rehabilitación, pero lo hará ambulatoriamente, según confirmaron fuentes sanitarias a LA ARENA.

La causa judicial.
Laureano González, el atacante, continúa detenido con prisión preventiva desde el 17 de febrero, cuando fue atrapado por la policía en una vivienda del Barrio Santa María de La Pampa. Está acusado de femicidio agravado en grado de tentativa.
Desde la fiscalía indicaron que han habido avances en la causa, se realizaron las pericias sobre teléfonos celulares y muestras de ADN. «Solo quedará esperar que los terapeutas de Nadia consideren que esté en condiciones de realizar declaraciones, y es lo que más puede demorar», señalaron.
El fiscal a cargo de la causa que investiga el intento de femicidio, Walter Martos, confirmó a LA ARENA que el pasado miércoles recibió el resultado de los peritajes informáticos y los estudios de ADN. En ese sentido, contó: «Ya recibí el resultado de las pericias sobre los teléfonos y el ADN y en ambos casos resultaron con interés para la investigación, vinculan a González con el hecho». Espera aún el resultado del peritaje realizado a la pistola secuestrada durante uno de los allanamientos.
Al ser consultado respecto de las próximas medidas que tomará en la causa, Martos dijo que «se va a convocar a la familia para que relaten como era la relación entre González y Nadia, porque hasta ahora con todo el trajín de la internación no habíamos podido hacerlo». Además, dijo que se entrevistará «con un montón de médicos» y que «vamos a ir avanzando con el análisis de los informes psicológicos e historias clínicas».

Con un botón anti-pánico
A partir del alta médica de Nadia, la Justicia tomó determinaciones referidas a su seguridad y a la de su familia. Es que por las dos causas por amenazas que se iniciaron durante su internación, cuando diferentes personas intentaron entrar a su habitación, y también cuando la familia recibió una piedra con forma de lápida, se decidió que los Lucero reciban por parte de la Fiscalía de delitos contra las Personas un botón anti-pánico.