Inicio La Pampa Gran labor en monitoreos y estrategias de atención en General Pico

Gran labor en monitoreos y estrategias de atención en General Pico

El Gobierno de La Pampa, en el marco de la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 11 de marzo de 2020, comenzó a articular diferentes dispositivos para hacer frente a esta nueva situación de preocupación nacional.  

En tal sentido, en la ciudad de General Pico se monitorean actualmente a aislados, provenientes de diferentes provincias y países, a través de los programas Regreso a Casa, Repatriados y otros. Se ha establecido un operativo que se sostiene gracias una fuerte articulación del sistema de Salud con el municipio, la Policía de La Pampa y el Ministerio de Salud, a través de la Dirección de Epidemiología y otras dependencias, como autoridad de aplicación sanitaria. Existen dos formas de monitoreo, en domicilio, y otra en hoteles, siendo el Hotel Pico, Labarraz y Aires de La Pampa los tres alojamientos habilitados por convenio a tal fin. 

Con el apoyo del Ministerio de Salud y de la Dirección de Epidemiologia, el Hospital Gobernador Centeno conformó un equipo de trabajo con roles y tareas bien definidas, con diferentes coordinadores de dispositivos hospitalarios y extrahospitalarios, siendo estos últimos la primera barrera de contención del sistema de salud ante la posibilidad de casos sospechosos o aislados asintomáticos (pasajeros) que llegan permanentemente a la ciudad de otros lugares fuera de la provincia. El equipo cuenta con personas con experiencia en emergencias, entrenado en “Triage” (clasificar a las personas de acuerdo a la urgencia en la atención), que toman contacto periódico con los aislados y sigue una serie de preguntas, tipo check list, que permita determinar si existe riesgo de prestar síntomas compatibles con COVID-19 o no, dado que la condición de aislamiento requiere un cuidado adicional de aquellos que tienen patologías crónicas y no pueden prescindir de sus tratamientos. Ante determinado cambio del estado de salud, se estableció un sistema de alerta por códigos/colores que van desde el pasajero asintomático (verde) hasta el paciente positivo para SARS CoV-2 (rojo), pasando por instancia intermedias que dan diferentes respuestas del equipo de atención médica y de enfermería que fue destinado a tal fin, y que cumple funciones las 24 horas a través de un sistema de guardias pasivas. 

Los hoteles, por su parte, tienen un staff de enfermería permanente cuya base operativa es el Hotel Pico (enfermería 24 horas) y otra itinerante, para casos de menor complejidad o que no requieran un monitoreo más intenso, para garantizar la salud de los aislados y hacer la detección precoz de cualquier cambio en su estado de salud. Todo pasajero que ingrese -ya sea a domicilio y/o a hoteles- es abordado por los equipos de las Líneas 132 y 136, de la Subsecretaría de Salud Mental y las Adicciones, pudiendo realizar una contención inicial a quien ingresa al protocolo; las Líneas, a su vez, se articulan con psicólogos del área programática y con la guardia de Salud Mental del Hospital para dar respuesta a situaciones de crisis emocional, generando un reporte diario para la coordinación del operativo de contención. Los tres dispositivos tienen guardia de la Policía de forma permanente, siendo provistos de elementos de protección personal por si tuvieran que intervenir en alguna situación en particular que implique contacto con la persona aislada. 

En caso de descompensaciones agudas, el dispositivo extrahospitalario se encuentra articulado con el Servicio de Emergencias Médicas (SEM) que conoce la localización e historia clínica actualizada de cada aislado y podrá asistirlo con mayor efectividad y rapidez, y trasladarlo de ser necesario a la guardia del nosocomio local. Allí comienza otra clasificación de la atención o triage, en donde se seguirán diferentes protocolos de actuación, sobre todo en aquellos que requieran asistencia respiratoria de baja a alta complejidad, existiendo un equipo entrenado para cada área en particular.  

Si se tuviese un paciente positivo en los hoteles o domicilios se activa un protocolo que direccionará los pacientes hacia el hospital, a zonas bioseguras, en donde recibirán atención inmediata.

El Hospital Centeno cuenta horarios específicos en los centros de salud periféricos así como en sus consultorios externos, y a contra turno, ya sea para atención enfermedades respiratorias como también de enfermedades crónicas u otras, con el fin de evitar contaminación cruzada y contagios de pacientes no respiratorios con aquellos que pudieran tener patología respiratoria, sea COVID o no COVID. Además, ha dispuesto del doble de camas en Unidad de Terapia Intensiva así como de un Hospital Modular, con 44 camas, que son de mediana a alta complejidad, y que permitirán hacer frente a los casos que se presenten, sean leves, moderados o severos. El hospital sigue rigurosamente diferentes protocolos para atención de pacientes, ya sea desde la atención al público, limpieza, traslado de pacientes, como al ingreso por guardia o consultorios, siendo provistos ya sean los dispositivos hospitalarios como extrahospitalarios, de todos los elementos de protección personal necesarios para una atención biosegura, habiendo sido capacitado el total del personal así como también los diferentes hoteles que intervienen en dichos procedimientos, en normas básicas y avanzadas de bioseguridad. 

Es importante destacar que el objetivo principal del aislamiento estricto es cuidar a aquellos ciudadanos y ciudadanas que pudieran haber estado expuestos al virus, así como también velar por la seguridad sanitaria de la población.  Desde el equipo de Dispositivos Extrahospitalarios COVID-19 consideran fundamental la colaboración de la población sea en donde fuere el aislamiento y no olvidar que las medidas de higiene de manos, distanciamiento social y seguir las pautas del Ministerio de Salud de la Provincia.