“Había algunas canteras que estaban en zonas urbanas”

FALTANTE DE ARENA EN SANTA ROSA

El faltante de arena que este diario reflejó en su edición del domingo tuvo repercusiones en distintos ámbitos. El impacto negativo que ocasionó en el sector de la construcción llevó preocupación a distintos funcionarios, aunque el intendente de Toay, Ariel Rojas, dijo que le resulta “un poco exagerada esa apreciación”
Asimismo, sobre el “endurecimiento” de las normas para la extracción, el intendente dijo que “se ha puesto en vigencia un párrafo del Código Urbanístico” que tiene que ver con “un permiso del uso del suelo, para la extracción, en este caso, de arena”.
“En algunos lugares se venía extrayendo y no lo vamos a permitir porque justamente están dentro del radio urbano y le están causando un mal a la población”, desarrolló el jefe comunal Ariel Rojas durante el acto de ayer por el día de la Independencia.
“Sabemos que los productores y los albañiles se quejan, pero nosotros estamos en el medio entre los reclamos de ellos, que quieren trabajar, y los planteos que nos hacen vecinos y organizaciones ambientales, porque hay lugares donde se está extrayendo mucho material y no hay medidas de remediación en marcha”, había dicho el viceintendente Rodolfo Alvarez.
En este sentido, el subsecretario de Hidrocarburos y Minería de la provincia, Matías Tosso, cuya área se encarga de la regulación de explotación de arena, contó que “la extracción tiene que ver con un código urbanístico que se sancionó el año pasado, donde se redefine la zona urbana, y en este contexto la municipalidad de Toay no autoriza a realizar extracciones en esos lugares, y había algunas canteras que estaban en zonas urbanas”.
Tosso fue consultado ayer por este diario y dijo que la responsabilidad de la decisión es del municipio toayense.

Se duplicó el precio.
El 21 de mayo LA ARENA publicó una particular imagen donde reflejaba caldenes “en el aire”. Se podía ver también la tierra removida a sus costados, y el árbol aislado en un pequeño cubo de tierra.
La zona pertenece al Tiro Federal, y la comuna no pudo confirmar cuál era la obra que se estaba realizando, en la cual se extrajo grandes cantidades de arena, aunque algunas versiones especularon que se pretendía un circuito aeróbico para caminatas y mountain bike.
Ahora, con la escasez de arena en los corralones de Santa Rosa, el precio de la misma para la construcción aumentó por lo menos en un 100%, pasó de venderse 250 pesos el metro cúbico a 500 pesos en algunos lugares, y en otros de 300 a 700 pesos.
Este insumo, que fue removido del predio del Tiro Federal hace poco más de un mes, resultaría en estos momentos un bien codiciado, ¿dónde estará?