Inicio La Pampa "Los diseños son únicos"

«Los diseños son únicos»

África es una marca de ropa que nació hace nueve años en Santa Rosa con el afán de convertirse en la indumentaria deportiva líder en la provincia. La calidad y la variedad de sus modelos permitió que sus productos llegaran a diferentes puntos del país.
«Una verdadera locura». Esas fueron las palabras que eligió Silvio Rech para graficar uno de los trabajos más importantes que le tocó hacer en sus casi diez años de trayectoria al mando de África, una marca santarroseña que se dedica a diseñar y producir indumentaria deportiva. Es que tenía el desafío de vestir, nada más y nada menos que a los 144 jóvenes atletas que representaron a La Pampa en los últimos Juegos de la Araucanía que se realizaron en nuestra provincia el pasado mes de noviembre.
«El proyecto salió hace nueve años, de casualidad. Tenía conocimientos de diseño pero no aplicado a la indumentaria, y como era una época en la que andábamos mucho en bici y viajando, me entusiasmé en hacer ropa para ciclismo. Hicimos unas pruebas, remeras muy sencillas y así empezamos, ese fue el primer año», relata Silvio (38) al rememorar los inicios de este pequeño emprendimiento textil que dio sus primeros pasos en el mundo de los aficionados a las bicicletas.
Y así lo recuerda: «Tuvimos una prueba grande para vestir una carrera de rally endurance en Santa Rosa. Fue todo un desafío porque teníamos que hacer 300 camisetas de no haber hecho nunca esa cantidad. Por suerte salió muy bien y de ahí en más, se fue armando, se fue corriendo la bola».
«En su mayoría hacíamos cosas publicitarias y después, con el tiempo, comenzamos a ver cómo podíamos avanzar hacia productos más elaborados y para eso investigamos para trabajar con sublimado. De a poco me empecé a meter, en ese momento estaba acompañado por mi expareja y después lo continué solo, y desde ahí se avanzó muchísimo», subraya el emprendedor.
Ahora, a casi una década de haber iniciado este camino, África es una marca de ropa deportiva que logró afianzarse y que busca difundirse dentro de los límites de la provincia. Para ello, tiene en la capital pampeana un local céntrico donde diseña, distribuye y vende su indumentaria.

Hacia afuera.
Como muchos otros emprendimientos pampeanos, el destino de su producción encuentra también acogida fuera de La Pampa. En este caso, Africa está presente en Buenos Aires y en varias localidades de esa provincia.»Hoy en día trabajamos más para afuera de Santa Rosa que para acá. Tenemos muy cubierta la zona de Luján, de Moreno, de Villegas, más que nada en el oeste», precisa Silvio. No obstante, también realiza envíos a otros puntos del país: «Justo hace unas semanas hicimos una entrega para Salta, para la policía que anda en bicicleta».
Sobre el fuerte de sus ventas, el emprendedor detalló que ha ido cambiando con el pasar de los años. «En los comienzos era mucho el ciclismo, ahora nos diversificamos para otros deportes y para cualquier tipo de ropa deportiva y lo que comenzó a tener fuerza es el running. Igual hacemos para todas las disciplinas,hay musculosas, sudaderas, mangas y pantorrilleras de compresión, shorts, cuellitos. También hacemos camperas y, para esta temporada de invierno, vamos a comercializar joggings», enumera el santarroseño.
Aunque reconoce que en la ciudad y la provincia «hay otros talleres que se dedican a la indumentaria», África se aboca «estrictamente a lo deportivo y eso, junto al asesoramiento que hacemos, a la calidad de los materiales que utilizamos para los productos, nos destaca sobre los demás». No obstante, pone énfasis en una idea: «Nosotros queremos que se nos vea como una marca de ropa deportiva pampeana».

Producción y proyectos.
«Ponemos mucha atención en cada detalle, en cada momento, para sacar la mejor indumentaria», define Silvio sobre el proceso de elaboración de cada indumentaria, desde la idea hasta que se entrega. «Acá planteamos nuestros modelos para cada disciplina. En el caso de que el cliente quiera hacer una modificación, se analiza y se hace, pero para ello se requiere un número mínimo de unidades -que son diez- y se crea el producto. Lo importante es que ese modelo que se hace para un cliente no se repite, es único», destaca.
El primer paso, explica el emprendedor, es el de diseño: dibujar en los moldes cómo será el producto, eligiendo no solo los colores sino las texturas y los logos de las agrupaciones que se aplicarán, si es que lleva uno. Luego, el cliente debe aprobar o sugerir cambios.
«Una vez que está listo el molde, se hace la curva de talles (desde el talle 6 hasta el XXXL). El siguiente paso es imprimir, se cortan los papeles y se pasa al proceso de plancha. Ahí se corta y el excedente de tela pasa al área de confección que nosotros tercerizamos en un taller. Finalmente, se hace el control de calidad y se entrega al cliente», completa sobre esta cadena que da trabajo a ocho personas, incluyendo al titular de la pyme santarroseña y a un empleado que lo asiste en su local.
Así, mes a mes, se producen y se despachan entre 300 y 400 productos, principalmente remeras, aunque el emprendedor aclara: «Hay momentos y momentos, el año pasado hicimos casi 1.000 unidades solamente para vestir a la delegación pampeana en los Juegos de la Araucanía. También a los entrenadores y a todo el personal de la organización. Todo un desafío».
Con la mira en el futuro, admite que su primer proyecto es ampliar el catálogo de productos, por lo que para este invierno desea vender calzas de mujer, remeras de compresión y joggings. Por otro lado, se encuentra en tratativas para que algunos locales de ropa deportiva de la provincia pongan en vidriera su ropa: «Queremos difundir la marca acá en Santa Rosa y en toda La Pampa».

«Tenés que estar».
África tuvo un stand en las últimas dos Expo Pymes que llevó a cabo el Gobierno provincial. Sobre esta propuesta, Silvio admitió que es un evento en el que todo emprendedor «tiene que estar» ya que es una vidriera muy importante y un lugar para generar contactos. «No solo hay que pensar en las ventas», sostiene. A su vez, en 2014, la marca deportiva fue una de las seleccionadas para participar en la Feria A Puro Diseño que se hace en Buenos Aires.
«Participar te genera la idea de que siempre tenés que estar, funciona muy bien para mostrar y exhibir lo que hacés. Si vendés, aunque sea una sola remera a la persona indicada, eso te ayuda porque después funciona ‘el boca a boca’ y ahí te empiezan a caer los pedidos. Además, podés generar contactos», afirma el emprendedor.