Inicio La Pampa Harán fiesta a beneficio del Hogar de Ancianos

Harán fiesta a beneficio del Hogar de Ancianos

GENERAL PICO: LA SITUACION FINANCIERA DE ASILO ES CADA VEZ MAS CRITICA

La Peña Libertadores de América de Independiente de Avellaneda en General Pico organizará una fiesta retro a beneficio del Hogar de Ancianos Don Bosco de la ciudad. Autoridades del asilo reconocieron que la situación económica que afronta la entidad, sigue siendo crítica, a partir del déficit que les generan mes a mes, las cargas sociales.
Integrantes de la peña roja, que se fundó hace más de cuatro décadas en la ciudad, anunciaron que organizarán un Fiesta Retro el sábado 28 de septiembre en las instalaciones del Viejo Galpón de la ciudad.
«Es un placer poder hacer algo por nuestros queridos viejos. Vamos a hacer una Fiesta Retro, en la que va a participar DJ Belleze, y esperamos tener una buena convocatoria. Vamos a ofrecer platos de comida, una buena cantina y buena música, para pasar un momento muy lindo en beneficio de nuestros ancianos», dijo Oscar Lobos.
Los simpatizantes del club de Avellaneda, indicaron que se servirán pizzas, empanadas, bebidas, tragos y que también habrá una pata de ternera. Para conseguir las entradas anticipadas, los interesados deberán comunicarse con los integrantes de la Peña, a los siguientes teléfonos: 02302-15418555 y 15545970.

Finanzas críticas.
Mabel Crosetti, tesorera del Hogar de Ancianos Don Bosco, agradeció esta iniciativa como tantas otras que llevan cierto alivio a la entidad, que arrastra un déficit mensual desde hace tiempo.
«La situación financiera es cada vez es más crítica. Antes había menos gente viviendo y menos gente trabajando, pero desde 2000 para delante con el tema de personal y las cargas sociales se nos hace imposible cumplir. El PAMI paga la cobertura de unas 20 personas que están internadas, y eso nos asegura que podamos cumplir con los sueldos. Hay entre 6 y 7 personas que están por Profe, que paga mucho menos. Y tenemos entre 10 y 12 personas que los familiares pagan con la jubilación de esa persona», señaló.
«También tenemos un arreglo con la municipalidad que nos da en comida al equivalente al pago que hace PAMI por tres internados. Todos los meses nos cuesta muchísimo, sobre todo por el tema de las cargas sociales, que no hemos logrado ninguna reducción. Además tenemos desde hace dos años un subsidio de 50 mil pesos del municipio y otro de 50 mil de la Provincia, pero gastamos más de un millón de pesos entre sueldos y cargas sociales y no llegamos a juntar mensualmente, entonces se va generando una deuda con las cargas sociales», agregó.

Personal estable.
El hogar tiene un plantel de 25 empleados, a los que se suma un grupo de profesionales que son exigidos por la legislación correspondiente para este tipo de lugares. Ello genera un importante egreso en sueldos.
«Tenemos 25 empleados y entre 6 y 7 profesionales, como profesor de educación física, una trabajador social, psicopedagoga, médico y demás, según la exigencia de las leyes vigentes. El tema más grave es la cantidad de empleados que necesitamos, porque durante las 24 horas hay que atender a 40 personas», dijo.
«Tenemos capacidad para entre 40 y 45 personas, pero nunca tenemos más de 40 porque si no tenemos que tomar más personal. En este momento son 35 personas, porque nunca es una población fija», añadió.
El hogar también requiere del mantenimiento de sus añejas instalaciones. Sin embargo, las finanzas no permiten más que hacer algunos arreglos menores. «Todo lo que recaudamos va destinado al pago de sueldos, pero los ancianos necesitan medicación, pañales, comida. Y también es necesario el mantenimiento del edificio, que tiene caños, cables y baños viejos, y no estamos en condiciones de aggiornarnos a los tiempos porque nunca tenemos un excedente. Siempre se hacen pequeños arreglos», manifestó.
Por último, Crosetti agradeció las ayudas y donaciones que reciben de manera constante de vecinos particulares como de instituciones del medio, tal es el caso del Rotaty, el Club de Leones, los colegios de la ciudad, el grupo de Materos y la Asociación Italiana, que todos los meses organiza una proyección de una película, y dona lo recaudado en la función.