viernes, 20 septiembre 2019
Inicio La Pampa "Hay 20 hectáreas que están consolidadas bajo cubierta"

«Hay 20 hectáreas que están consolidadas bajo cubierta»

TRABAJO DE LA UNLPAM SOBRE HORTICULTURA

«La producción hortícola de La Pampa ha incrementado significativamente sus rendimientos pero la demanda aún permanece insatisfecha», aseguran en la Facultad de Agronomía de la UNLPam los docentes y estudiantes que llevaron adelante un Proyecto de Extensión Universitaria (PEU) que tuvo por objetivo realizar aportes al desarrollo hortícola de La Pampa, con un enfoque social y comunitario, ante la creciente demanda de hortalizas para consumo.
El trabajo es interesante puesto que realiza una descripción del mercado actual de las frutas y verduras en nuestra provincia.
Oscar Siliquini, co-director del PEU, asegura que actualmente hay unas 20 hectáreas bajo cubierta consolidadas destinadas al cultivo de hortalizas, en las que predomina el cultivo de hoja. «Los horticultores pampeanos abastecen solo el mercado interno y compiten con los de otras zonas», explica.
Luciano Carassay, director del proyecto, describió el proceso de comercialización y cuál es la ventaja que tienen los locales: «las hortalizas -cita el caso de la lechuga- que provienen de los mercados concentradores llegan a Santa Rosa desde distintos puntos como Buenos Aires, La Plata, Santiago del Estero y de los diferentes ‘cinturones verdes’ luego de varios días. Ese producto se transporta sin cámara de frío y, a veces, al rayo del sol. Cuando el verdulero abre el cajón (de unos 10 kilos), pierde el 70 u 80% de su contenido porque no está en buenas condiciones. Lo que le queda debe comercializarlo en 3 o 4 días, antes que se eche a perder definitivamente».
«Por el contrario, el productor local tiene la posibilidad de colocar inmediatamente su producción en las verdulerías, el 100% del contenido de su cajón es utilizable y puede permanecer 7 u 8 días en los locales en óptimas condiciones para su venta. Además, no tiene los costos de transporte que el producto que viene de afuera», sostuvo. Por esa razón, los docentes y estudiantes que llevaron a cabo el proyecto recomiendan fomentar la horticultura.
Pero así como destaca las potencialidades, el trabajo también advierte sobre los problemas a solucionar si realmente se quiere consolidar y expandir la actividad. «Estos son el acceso y la tenencia de la tierra, y la calidad del agua, que es variable según la zona de La Pampa», indicaron. El grupo de extensionistas asegura que el conocimiento de las problemáticas, el perfil y las experiencias recabadas a nivel local permitiría generar una política de desarrollo hortícola provincial.

Autoconsumo.
En el informe se afirma que la idea de realizar el proyecto referido a la horticultura surgió a partir del aumento que tuvieron en 2016 las consultas a la cátedra de Horticultura de la Facultad de Agronomía por parte de pequeños productores hortícolas y de familias que producen en la ciudad o en zonas periurbanas. «Esa producción, en general, está destinada al autoconsumo, la venta de excedentes en ferias y a pequeños minoristas», indicaron.
«Anualmente, los precios de las principales hortalizas suben más del 100%. Esto impide que los sectores con menor poder adquisitivo accedan a los nutrientes esenciales que las hortalizas aportan a la dieta. Tal situación podría ser una de las causas de la incorporación de nuevos actores a la producción urbana y periurbana», afirmó Carassay.
El trabajo de Agronomía se vinculó con instituciones extrauniversitarias, como la Mesa Interinstitucional, compuesta por el INTA, las áreas de Agricultura Familiar de la Provincia y la Nación, y la Municipalidad de Santa Rosa; y de la Mesa Hortícola Provincial, con las que planificaron un cronograma de actividades de acuerdo a los problemas y necesidades que surgieron en esos encuentros.

Orgánica y agroecología
A lo largo de sus dos años de trabajo, los extensionistas de la UNLPam intentaron inculcar en los horticultores la práctica de la agricultura orgánica y la agroecología. «Los avances en el plantinero y almácigo de la Huerta Didáctica y Experimental de la Facultad, posibilitó hacer prácticas en este sentido. El planteo de los especialistas para producir en un contexto agroecológico es apelar a la diversidad, al monitoreo de plagas, utilizar de modo científico los agroquímicos, entre otros aspectos», indicaron.
Siliquini sostuvo que hay algunos productos orgánicos amigables con el ambiente y que trataron de incentivar su uso en las jornadas. También hicieron recomendaciones sobre el modo correcto de emplear los agroquímicos: «les decimos a los productores que los utilicen solo si es necesario, que respeten las dosis y los momentos de aplicación para que las hortalizas que se cosechen no afecten a la salud humana».
Carassay dijo que no se sabe en La Pampa qué sucede respecto de la contaminación de verduras con productos químicos, pero destacó que «hay cada vez más productores conscientes». «Vienen a nuestras capacitaciones debido a que les preocupa el tema. En la cátedra tenemos tendencia a trabajar con productos de empresas inscriptos como orgánicos.