“Hay $42 mil millones de ATN que no fueron repartidos”

GOBERNADORES IMPULSAN LEY PARA QUE NACION DISTRIBUYA FONDOS

Se trata de sumas correspondientes a Aportes del Tesoro Nacional que se destinan a emergencias y a atender desequilibrios financieros. La Casa Rosada no los reparte desde 2015. Representan el 0,33% del PBI nacional. A La Pampa le corresponderían 800 millones.
El gobierno nacional tiene retenidos desde hace tres años más de 42 mil millones de pesos correspondientes a Aportes del Tesoro Nacional (ATN) cuyo destino es atender las emergencias y los desequilibrios financieros de los Estados provinciales. Así se lo plantearon el jueves los ministros de Hacienda de varias provincias, a propuesta de San Juan, a los representantes del Ministerio del Interior la Nación, en el marco de la reunión de la Comisión General de Impuestos (CGI), que se realizó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en su sede de la calle Maipú.
“Ahí la discusión más fuerte se dio en torno a que Macri, pero también el gobierno anterior, en su último año, tiene 42 mil millones de pesos de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) que no fueron repartidos entre las provincias. Son fondos que corresponden a la atención de emergencias o desequilibrios financieros. Pero la Nación no los reparte. En total, esos fondos representan el 0,33% del PBI”, explicó ayer el ministro de Hacienda de La Pampa, Ernesto Franco, consultado por LA ARENA.
“Se presentó una discusión técnica sobre si puede el Congreso de la Nación, a través de una norma, obligar al Ejecutivo a que los reparta. Lo concreto es que no lo reparten y no lo quieren repartir, pero desde el punto de vista legal (ese dinero) les corresponde a las provincias”, añadió.

800 millones.
El reclamo fue llevado a la Comisión General de Impuestos por los representantes de la provincia de San Juan. Franco detalló que el acumulado llegó a superar los 42 mil millones, puesto que en 2015 Cristina Fernández no repartió 9.200 millones y su sucesor, el actual presidente Mauricio Macri hizo lo mismo en los años siguientes, acumulando el resto de la cifra que las provincias reclaman.
“Hay una propuesta y es que se repartirían en función de lo que corresponde a cada provincia de acuerdo a la coparticipación, con lo cual a La Pampa le tocarían 800 millones, pero esto es una situación que está en discusión legal y con diferentes opiniones. La única realidad es que no lo reparten”, insistió Franco.

-Se informó días atrás que Macri pretende recortar fondos que Nación distribuye entre las provincias patagónicas. ¿Tiene alguna información al respecto?
-El martes nos reuniremos los ministros de Hacienda de las provincias justicialistas porque empiezan las reuniones referidas al Presupuesto 2019. El gobierno nacional está hablando de transferirles servicios a las provincias, pero sin los fondos. Nos vamos a reunir las provincias gobernadas por el PJ y vamos a invitar también al gobierno de la provincia de Santa Fe.

Pacto Fiscal.
El otro tema que los ministros de Hacienda provinciales trataron en la CGI fue propuesto por La Pampa. “Es la preocupación por el decreto 430 y otras normativas que obligan a las provincias, hayan o no adherido al Pacto Fiscal, a tomar determinadas medidas. El gobierno nacional dejó las decisiones en este sentido centralizadas en el Ministerio de Hacienda de la Nación, y nosotros proponemos que sean discutidas en un organismo multilateral, donde las provincias tengan voz y voto, como la CGI”, dijo Franco.

-¿Qué pasaría si efectivamente las decisiones se centralizan en la cartera de Dujovne?
-Se logra un centralismo total porque, bajo cualquier argumento, Hacienda no gira fondos a las provincias, avanzando sobre fondos no discrecionales. Es mucho unitarismo.

-¿De qué manera esto perjudicaría a La Pampa?
-Nosotros estamos muy avanzados con lo del déficit previsional del año 2017, que va a generar una obligación a La Pampa para cumplir con la Ley 260. Este acuerdo se quiere incluir en el Decreto 430, con lo cual nos quieren obligar a cumplir un pacto que no firmamos. Y para el resto de las provincias que, salvo La Pampa y San Luis, adhirieron la situación es peor porque tienen metido el Fondo Federal Solidario (Fofeso) y otros fondos. Entonces, Nación las presiona y no les envía estos fondos.