Inicio La Pampa "Hay muchísima desinformación"

«Hay muchísima desinformación»

LA VASECTOMIA AVANZA COMO METODO ENTRE LOS HOMBRE

«Me siento menos macho, mucho menos macho; pero igual de hombre y más compañero de Julia», escribió en Twitter Javier Ferreyra, padre de dos niños que, tras decidir junto a su pareja no tener más hijos, se realizó una vasectomía y lo decidió publicar en las redes sociales para que el tema de la anticoncepción masculina se ponga en la mesa de discusión. «No imaginábamos esta repercusión», admitió.
La desinformación junto la concepción machista de los métodos anticonceptivos son dos fuertes barreras que obligan a las mujeres a hacerse únicamente responsable del cuidado y de la planificación familiar. Sin embargo, poco a poco, cada vez más varones deciden dejan de lado miedos y prejuicio: deciden «poner el cuerpo» y realizarse una vasectomía.
Ese fue el caso de Javier Ferreyra, periodista y director del diario Primera Plana de Pergamino, que en diálogo con Radio Noticias contó su experiencia, que se tomó como ejemplo para discutir sobre rol que cumple el hombre al momento de utilizar los métodos anticonceptivos. «Es necesario hacer un mea culpa», reconoció.

Repercusión.
«No imaginábamos esta repercusión», admitió el periodista, quien explicó la decisión de realizarse el procedimiento «surgió durante una de la charlas donde decidimos no tener más hijos». Tras analizar, y utilizar, los diferentes métodos para prevenir el embarazo (pastillas, DIU y el profiláctico), los cuales tuvieron sus complicaciones en la pareja, el método anticonceptivo quirúrgico se presentó como una solución.
Sin embargo, admitió que no fue la primera opción que se discutió. Inicialmente fue la posible ligadura de trompas, donde nuevamente era Julia quien debía «poner el cuerpo».
«Y en una conversación una amiga preguntó: ‘¿Pero la vasectomía no es menos invasiva?’ Ahí comenzamos a investigar por una cuestión de ver qué cirugía lleva menos tiempo de recuperación, es menos invasiva, genera menos complicaciones. Ahí nos dimos cuenta que la vasectomía era la mejor», contó sobre la gesta de su decisión.
Y agregó: «Si yo te dijera con una honestidad absoluta: la decisión de hacerme este procedimiento tuvo que ver pura y exclusivamente con que la cuestión de la anticoncepción pase solamente por mí, en parte te estaría mintiendo. Porque tiene que ver también con una planificación familiar».

-¿Es una operación o una intervención?
-Los médicos me dijeron que era una operación, pero para mí es una intervención. De todas manera, en mi caso fue en un quirófano con anestesia total, pero algunos urólogos lo hacen en sus consultorios y con anestesia local.

De esta manera, el periodista admitió que el procedimiento es rápido, simple y poco invasivo. Dentro de la pareja -contó Ferreyra- lo que su mujer «más valoró» no fue que se «haya tomado la decisión por la cuestión de igualdad» sino porque se «animó a hacerlo» y enfrentar así «sus temores a las agujas y los doctores».

Prejuicios.
Tomada la decisión de realizarse la intervención, los cuestionamientos por parte de muchos hombres no se hicieron esperar. «Mis amigos me decían ‘por qué ella no se hace la ligadura de trompas que es más sencillo’, en vez de apoyar mi decisión», relató Ferreyra, al mismo tiempo que planteó una dura realidad: «Más común puede ser, pero sencillo no».
En ese sentido, el joven periodista señaló que es necesario hacer «una mea culpa» porque «sí, me da un poco de cosa las agujas, el suero y eso, pero qué atravesó ella en los últimos 15 años en cuestión de planificación de anticoncepción: tomó pastillas, fue al ginecólogo y luchó con el DIU».

Por la igualdad.
Llevando el análisis al terreno de la discusión por la igualdad de género, Ferreyra señaló que «si uno en la teoría apoya» la lucha», debe preguntarse también «¿qué se hace en la práctica para llegar a eso?», y reflexionó: «Hay que lograr la igualdad en las cosas chiquitas, en el día a día. Cosas que uno asume con naturalización absoluta y uno tiene que resetearse».
Con una postura más crítica, el periodista aseguró que «las cosas no van a cambiar más» a menos que «no se aborden» estos temas «desde las generaciones más chicas». «Cuando en la casa, los más pequeños ven la igualdad y ellos ayudan en la casa y asimilan esa cotidianidad», explicó como posible vía para cambiar el paradigma del patriarcado que impera en casi todas las casas del país.

La virilidad masculina.
Javier Ferreyra reconoció que existe «muchísima desinformación» entre los hombres sobre esta práctica anticonceptiva y que las dudas que más se plantean rondan íntegramente sobre la virilidad masculina y la cuestión sexual. Estos planteos, en su totalidad, no hacen otra cosa que generar el miedo a una intervención quirúrgica que prácticamente no genera ningún tipo de riesgos, afirmó el periodista.
«Entre las dudas, y mirá que tuve una publicación de más de 25 mil interacciones, muy poquitas tenían que ver con el tema de la salud, más que nada un 90% tenía que ver con la virilidad masculina, simplemente porque hay un nivel importante de desinformación» en parte de muchos hombres, criticó al respecto.

-¿Genera algún impedimento la vasectomía?
-El viernes tuve el primer control donde me revisaron y me dijeron que podía hacer lo que quería a partir de ahora, que podía sentir alguna molestia pero no era de riesgo.

-¿Y respecto a la actividad sexual?
-Exactamente lo mismo.