Inicio La Pampa "Hay que cuidarse y ser responsable"

«Hay que cuidarse y ser responsable»

EL INTENDENTE RAMELLO DEMORA SUS PLANES POR EL COVID-19

Otro intendente joven, que transita sus primeros pasos en la gestión en medio de la pandemia y que prácticamente todavía no ha podido comenzar a desarrollar sus planes, es Gabriel Ramello, de Adolfo Van Praet.
Ramello es parte, según dijo de «un equipo de gente joven, donde el mayor tiene cuarenta años, y que estamos haciendo nuestra primera experiencia en la gestión y en la política», y afirmó que durante la cuarentena la localidad ha podido ser bien asistida desde lo social y su gente se ha comportado «muy bien, entendiendo la gravedad del tema y asumiendo su responsabilidad».
Repasó además pequeñas obras que se están llevando adelante y dijo que «de a poco» la comuna irá renovando y mejorando su parque automotor, especialmente para poder atender los 116 kilómetros de caminos vecinales del ejido que permiten el tránsito de la producción agropecuario, considera el elemento principal de la economía de la localidad. «Vivimos del campo», reflejó.

Actualidad.
«Hoy hay que cuidarse, ser responsable ante la pandemia, más allá de que nos preocupa la economía», sostuvo e informó que la totalidad de los habitantes de la localidad fueron asistidos en el comienzo del aislamiento «con una entrega de comida, que incluyó carne, para poder resistir unos quince días. No fue fácil porque hubo que hacer un relevamiento estadístico completo para llegar a cada grupo familiar con lo necesario», contó.
Dijo que luego de esa primera entrega «hubo dos más, con mercadería y con un trabajo conjunto que hicimos con la gente de la escuela 21», mientras que destacó el trabajo hecho desde Salud junto a las autoridades del hospital de Realicó, de quienes dependen en forma directa.
«Acá tenemos una posta sanitaria con una enfermera y la ambulancia para traslados. Por suerte estamos muy cerca de Realicó y gracias al trabajo con la gente del hospital estamos muy bien atendidos», sostuvo.
Ahora, con la fase 5 la situación es prácticamente normal y «la idea inicial fue que la gente no se moviera del pueblo ni para ir a hacer compras, hoy estamos incluso con actividad en un gimnasio que hemos montado desde la comuna, abierto a toda la población que quiera utilizarlo».
Ramello sostuvo que todo lo que se hace «está alineado con las disposiciones del gobierno provincial y en lo social con el ministerio de Desarrollo».

La gestión.
El joven intendente informó que trabajan en «la estética de la localidad, estamos limpiando y pintando cordones y en una tarea importante de poda, dándole forma a nuestro arbolado», sector para el que tiene planes futuros «con todo un proyecto de forestación y reforestación».
En cuanto las condiciones se den por completo, entre los temas planificados están «la construcción de más viviendas y lograr la mayor cantidad de cuadras de asfalto. Hay demanda de casas, en estos momentos se están construyendo cinco y lo hacemos con albañiles y ayudantes locales, generando mano de obra y dinamizando la economía, que es una de nuestras prioridades».
Van Praet tiene construidos muchos metros de cordón cuneta y ahora van por el asfalto, lo que «sin dudas nos permitirá mejorar nuestra calidad de vida». Es otro de los puntos prioritarios para la gestión, «junto con un impulso que pretendemos dar a pequeñas empresas productivas de la localidad, buscar su desarrollo y crecimiento que se traduzca en trabajo y movimiento económico».
Respecto de los caminos vecinales, Ramello indicó que están finalizando «la primera vuelta completa de repaso y mejora en los 116 kilómetros que tenemos en el ejido. Son importantes para el campo, nuestro sustento principal es su producción. Hubo que hacer alteos y reconstrucciones».
Para eso, otra de las prioridades «es mejorar el parque automotor. Ya hemos hecho alguna inversión, demorada un poco a causa de la pandemia, y vamos a seguir en ese sentido», en colaboración con Vialidad Provincial.
Destacó que están comenzando a normalizarse las actividades de los programas sociales como Cumelén, Ayelén y las escuelas deportivas y anunció la puesta en marcha de «un taller de carpintería, donde se podrán hacer trabajos y se podrá aprender el oficio».
Por último, destacó el trabajo del grupo de folklore «Sangre Nueva» que formó y dirige Juan Parra y que ha tenido destacadas actuaciones en la localidad y en varios otros puntos desde donde han sido convocados. Su trabajo es la base para una fiesta popular del pueblo que esperan poder repetir en el mes de noviembre, aunque dependerá de la evolución general de la emergencia que todavía hoy transitamos.