“Hay que hacer un nuevo estudio para el proyecto”

LA FUCHAD Y LA IDEA DE REFLOTAR TAPERA DE AVENDAÑO

Aunque reconoció que “es una buena idea”, el presidente de la Fundación Chadileuvú, Héctor Gómez, consideró que para reflotar el proyecto de central hidroeléctrica Portezuelo del Viento deben realizarse una fuerte actualización y ajustarla al nuevo escenario político y económico nacional. Como ejemplo citó que si la central se hiciera donde se previó hace 40 años, su lago inundaría gran cantidad de pozos petroleros.
“Lo primero que pensé es que correspondería hacer un nuevo estudio de este proyecto”, comentó el presidente de la Fuchad al ser consultado por la propuesta que hicieron los bloques legislativos del Mofepa y de Cambiemos Propuesta Federal de reflotar esta obra de infraestructura. “El proyecto como se pensó en los ’60 no se puede hacer; el proyecto puede replantearse, pero en nuevas condiciones”, remarcó.
Para ejemplificar, Gómez señaló que “donde iba a ir el lago, ahora está totalmente lleno de pozos de petróleo, y eso ya lo hace imposible”. En esa misma zona, ubicada en cercanías de la represa y central Los Divisaderos, también se encuentran canteras de diatomita y de bentonita que están en explotación.
“También tengo entendido que el suelo en ese lugar tiene muchas filtraciones, que es algo a lo que hay que prestar mucha atención”, acotó.
Otro elemento de mucho peso a tener en cuenta es la presencia del lago de Casa de Piedra, cuya cola llega hasta la zona donde se planeaba instalar la central hidroeléctrica. La presencia del lago reduce el “salto útil” que podría tener esa central, incidiendo en la magnitud del aprovechamiento hidroenergético que se podría hacer del recurso.
“Yo creo que urge hacer un nuevo estudio, geológico, de ingeniería y ambiental, que analice cuáles son las posibilidades de hacer esta represa, porque hacer obras está muy bien, es una buena idea, pero no podemos tomar los elementos del año ’60 sin hacer una actualización muy seria y a cargo de profesionales capacitados”, reflexionó Gómez.
Ese análisis deberá comprender en prioritaria la relación costo-beneficio de encarar la obra y hacerlo en un contexto de la economía actual y futuro que se muestra “con grandes dificultades” para encarar infraestructuras de gran magnitud.
“Hay que ver qué es lo que conviene, todo tiene que ser muy estudiado”, resumió Gómez.

Un viejo proyecto.
La idea de construir la central hidroeléctrica de Tapera de Avendaño, en el suroeste pampeano, reflotó de la mano de un proyecto de resolución que esta semana presentaron ante la Legislatura pampeana los diputados Héctor Fazzini (Mofepa), Adriana Leher, Josefina Díaz y Máximiliano Aliaga (Cambiemos Propuesta Federal).
La intención de los legisladores es que el Poder Ejecutivo Provincial de cumplimiento “a la ley 964 del año 1986, por la cual fue autorizado a construir la “Central Hidroeléctrica Tapera de Avendaño y Obras Conexas”.
Al fundar su proyecto, el autor principal de la iniciativa, Héctor Fazzini, hizo un racconto de las acciones encaradas por La Pampa para llevar adelante el Sistema de Aprovechamiento Múltiple del Río Colorado”, bajo cuyo paraguas se encontraban las tres centrales hidroeléctricas que se abastecerían con agua del río Colorado a través del Canal Matriz: Los Divisaderos, Tapera de Avendaño y Loma Redonda.
De ellas tres, solo se concretó Los Divisaderos, mientras que Tapera de Avendaño quedó a las puertas de la licitación y Loma Redonda en un estado de avance mucho más incipiente.