Inicio La Pampa "Hay que repensar los paradigmas pedagógicos"

«Hay que repensar los paradigmas pedagógicos»

SEMINARIO DE EDUCACION INCLUSIVA

Más de 300 docentes de la Provincia formaron parte durante junio de este año del seminario «Las configuraciones de apoyo desde la planificación de la enseñanza», que llevó adelante la Dirección de Educación Inclusiva del Ministerio de Educación.
El programa estuvo destinado a equipos de Centros de Apoyo Escolar y de Acompañamiento Institucional, docentes de apoyo a la inclusión de los Servicios Educativos y Escuelas de Apoyo a la Inclusión, además de asesores pedagógicos y docentes de todos los niveles y modalidades. La propuesta permitió fortalecer los procesos de inclusión desde la formación continua profundizando el encuentro, intervención y articulación entre los equipos de apoyo y las planificaciones de los docentes.
María José Borsani y Coral Elizondo, dos referentes en materia de educación inclusiva, expusieron durante los encuentros, los cuales -según Borsani- se realizaron con la intención de «repensar los paradigmas pedagógicos, los paradigmas educativos con los que nos movemos los que hacemos escuela, para intentar ir desde la escuela tradicional, la escuela inclusiva, hacia el paradigma de la inclusión educativa donde haya lugar para todos los alumnos».
En torno a la temática central del seminario, Elizondo señaló que «la educación inclusiva es posible y se puede hacer con prácticas y dinámicas y propuestas sencillas», al tiempo que precisó que se ha encontrado en los encuentros con «docentes comprometidos y con ganas de empezar a transformar la educación».

Experiencias.
Carolina, una de las asistentes al seminario e integrante del Centro de Apoyo Escolar de Quemú Quemú, contó su experiencia sobre el seminario, el cual indicó que fue «muy enriquecedor». En ese sentido, dijo que «lo más importante de estos encuentros es la transición que estamos tomando dentro de las escuelas para poder adentrarnos dentro de lo que es este paradigma inclusivo para poder incluir también a las familias» y así «sentir que todos estamos caminando para el mismo lado, juntos».
Por su parte, Oscar, coordinador de Área de nivel Primario de Santa Rosa, cree que el programa constituye un espacio muy interesante para seguir pensando en espacios de concreción donde se habilite la posibilidad de fortalecer la formación continua de diversos actores del sistema educativo.

Desafíos.
A la hora de consultar a los participantes sobre los desafíos futuros en la inclusión educativa, para Oscar se trata de «poder generar espacios donde podamos recuperar aspectos normativos, prácticas, que se están llevando adelante en las escuelas, reflexionar sobre eso e intensificar la política inclusiva».
Para Borsani «es necesario revisar las propias conceptualizaciones con las que nos movemos, las representaciones intelectuales que tenemos quienes hacemos escuela, qué pensamos en relación al alumno, qué pensamos en relación a su derecho, a su potencial, a su futuro».
Finalmente, Elizondo sostuvo que «cuando pones en el centro de la intervención al niño o a la niña, pero no miras su discapacidad, su dificultad o su déficit, sino su fortaleza, a partir de ahí empezas a construir y eso es lo que hemos estado haciendo en el seminario».