Inicio La Pampa "Hay que sacarle nombres propios al proyecto de ley"

«Hay que sacarle nombres propios al proyecto de ley»

PEREZ ARAUJO DEFENDIO EL PROYECTO DE REFORMA DEL MPF

El diputado nacional por La Pampa y actual presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Hernán Pérez Araujo, explicó que el proyecto que impulsa el oficialismo para reformar el Ministerio Público Fiscal busca darle un viso de institucionalidad a la figura del Procurador General, fundamental para la independencia del Poder Judicial.
En diálogo con Radio Noticias, opinó sobre las declaraciones del juez federal Daniel Rafecas, quien aseguró que no continuará con su postulación para ocupar el cargo de Procurador General de la Nación si el Congreso sanciona una ley que reduce «la mayoría necesaria en el Senado» para nombrar al jefe de los fiscales.
Al respecto, Pérez Araujo explicó que «el hecho de que se modifique la mayoría no implica que Rafecas no pueda ser designado por unanimidad. No veo cuál sería el debate ético en caso de que se modifique esta mayoría». A su vez, recordó que el magistrado ya había expresado esto anteriormente, cuando se dio media sanción al proyecto del Poder Ejecutivo que reduce la mayoría necesaria para la designación».

«Debate en serio».
El legislador remarcó que «hay que sacarle nombres propios al proyecto de ley, a este y a cualquier otro porque es ahí donde le hacemos el juego a determinado sector de la política argentina». En esa línea, sostuvo que al «ponerle nombre propios a los proyectos, sea Casal, Rafecas o Cristina Fernández de Kirchner, desobjetivamos la cuestión y pareciera que estamos legislando sobre una cuestión meramente transitoria y por una conveniencia que tiene que ver con la coyuntura que estamos atravesando».
Actualmente las comisiones de Justicia y Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados están analizando la media sanción que viene del Senado, «hasta ahora en soledad. Esperamos que en el plenario (que se desarrolló ayer) sea un debate en serio con miembros de la oposición presentes, en las dos reuniones anteriores los y las legisladoras de Juntos por el Cambio se dedicaron a twittear y no a participar de su obligación, que es la de formar parte de las comisiones en la Cámara de Diputados».
«Ojalá que podamos tener un debate fructífero, lo que se pretende es darle un viso de institucionalidad a una figura que es fundamental para la independencia del Poder Judicial, que es la del Procurador General de la Nación», agregó.

Persecución.
El diputado pampeano recordó que quienes hoy están en la oposición habían presentado durante el gobierno de Mauricio Macri varios proyectos al respecto, «cuando se orquestó la destitución de Alejandra Gils Carbó, la procuradora que fue designada prácticamente por unanimidad en el Senado de la Nación y fue objeto de una persecución por parte del gobierno de Mauricio Macri, incluso con amenazas a su familia, publicación de los números de teléfono de sus hijas en diarios de gran tirada nacional».
«Verdaderamente fue un hostigamiento que lo único que tenía como objetivo era que termine como terminó, con Gils Carbó renunciando para poner un interino que ya lleva tres años», añadió y reiteró que en aquel momento «propusieron varios proyectos que precisamente contenían varios términos muy similares a los que contiene esta media sanción del Senado».
Entre ellos, mencionó el acortamiento de los plazos y la quita del carácter vitalicio al cargo. Este último aspecto «justifica una disminución de la mayoría exigida para su designación, mal podríamos exigir dos tercios de los miembros del Senado para designar a un procurador que con esta nueva ley durará cinco años en su función, con la posibilidad de renovación por un solo mandato de otros cinco años. Esto también vale decirlo, por eso es que se disminuye la mayoría y creemos que es bastante razonable».