Inicio La Pampa "Hay que visibilizar delito de trata"

«Hay que visibilizar delito de trata»

DURANGO DISERTO ANTE COLECTIVAS FEMINISTAS LATINOAMERICANAS

La senadora por La Pampa, Norma Durango (Frente de Todos) participó de un encuentro virtual, denominado «Mujeres y pandemia», organizado días atrás por colectivas feministas latinoamericanas que trabajan por la igualdad de oportunidades para las mujeres. La legisladora pampeana fue invitada a exponer sobre un tema puntual, «la trata de personas con fines de explotación sexual».
Durango evaluó el encuentro como «muy positivo», y agregó que «fui invitada a exponer sobre un trabajo que vengo desarrollando desde hace años, que es visibilizar el delito de trata, desde mi postura abolicionista de la prostitución».
«Estaban enteradas de la campaña ‘Las rutas de la Trata’ que desarrollamos desde el año 2014 cuando yo era vicegobernadora de La Pampa, con la que recorrimos toda la provincia y que en los dos últimos años hemos presentado en Casa de La Pampa (Buenos Aires), en el Senado de la Nación y también en algunas provincias como Río Negro, Entre Ríos, y en el Congreso Internacional de Victimología, que organizó la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de La Plata».
Además, dijo que «como muchas otras actividades la tarea presencial ha sido postergada por la pandemia, pensábamos llevar la experiencia pampeana a la reunión del Parlatino y también participar de un encuentro que estaba previsto para el mes de mayo en la provincia de Misiones. Eso tendrá que esperar, pero con esta actividad como muchas actividades virtuales que estamos desarrollando, seguimos avanzando».

Virtualidad.
«El reconocimiento de esta herramienta de la virtualidad en el contexto de la pandemia ha sido muy interesante, permite el intercambio con las compañeras de distintos puntos de América Latina, tanto legisladoras como integrantes de distintas organizaciones que trabajan por los derechos de las mujeres» explicó la presidenta de la Banca de la Mujer.
En su exposición, Durango, enumeró «las actividades desarrolladas con el objetivo de incorporar a la tarea de prevención del delito de trata a distintas instituciones, gremios, empresas y actores que trabajan o desempeñan sus actividades al ‘costado de la ruta’ y como tal pueden convertirse en verdaderos agentes detectores de situaciones que, descubiertas a tiempo pueden evitar el crecimiento y desarrollo de este flagelo».
Habló también sobre la realización de capacitaciones en nuestra provincia con su equipo técnico, donde se abordan temas como la realidad actual sobre la trata de personas, el proceso de captación, traslado y recepción. También, sobre los métodos de reclutamiento y sometimiento, legislación, para incorporar cada vez más el concepto abolicionista de la prostitución.

Sensibilizar.
«Considero que hay que sensibilizar en conjunto con el fin de establecer redes. Desde ese marco conceptual realizamos la campaña provincial ‘Las Rutas de la Trata’, para impulsar a las mujeres a que asuman el ejercicio de sus derechos y estimular el conocimiento de la Ley de Trata, las formas de captación y las características de la denominada esclavitud de este siglo», expresó la senadora.
En ese sentido, dijo que «es poner en foco la revisión de las desigualdades a las que las mujeres de todo el mundo somos sometidas, violencias hacia la mujer en el contexto de sociedades desiguales, marcadas por una concepción patriarcal del poder y la subordinación del género femenino».
«Me interesó fundamentalmente encontrar el vehículo más idóneo para concientizar y dar a conocer el delito de Trata de personas con fines de explotación sexual. Buscar el modo de hacer saber de qué se trata la trata. Multiplicar conocimientos para prevenir. Para que no suceda», explicó, y agregó que «todo esto es necesario para defender a nuestras mujeres y nuestras niñas de las redes de trata y prostitución. Para eso hemos profundizado la difusión de las características de detección del delito de trata y cuáles son las formas de captación que usan los delincuentes. Verdaderas mafias con vínculos internacionales», afirmó.
La legisladora señaló que «las prácticas culturales pueden ser transformadas y erradicadas, pero hay que trabajar mucho para ello. Se ejerce violencia cuando se promueve la explotación de mujeres o sus imágenes, injurian, difaman, o atentan contra la dignidad de las personas por la condición de género o legitiman patrones socioculturales reproductores de la desigualdad».