Inicio La Pampa "Hay una movida para instalar un juicio social"

«Hay una movida para instalar un juicio social»

CENA JUDICIAL: PIDEN EVITAR FILTRACIONES A LA PRENSA

El abogado defensor de los dos jueces y el fiscal investigados por presunta violación de la cuarentena durante un encuentro social por el día del amigo, Mario Aguerrido, elevó un pedido al fiscal general Jorge Amado para que el contenido de las pruebas no llegue a los medios de comunicación. «Se quiere instalar un juicio de tipo social», apuntó.
La nota, firmada por el defensor de los jueces Tomás Balaguer y Miguel Vagge, y del fiscal Guillermo Sancho, fue dirigida al fiscal general Jorge Amado la semana pasada. La motivación de esa nota surgió luego de que el contenido de las cámaras de seguridad salió publicado en algunos medios de comunicación, algo que para Aguerrido «va en contra de las garantías constitucionales» de los funcionarios investigados.
«En esta instancia, mientras hay un legajo que puede ser declarado nulo, me parece una locura que las pruebas se ventilen mediáticamente. Por eso, lo que le pedí al fiscal es que se tomen los recaudos para que eso no suceda porque a mí me llegó la copia del material de las cámaras de seguridad después de que salió en la prensa», manifestó Aguerrido al ser consultado por LA ARENA respecto de las motivaciones de su pedido.
Para Aguerrido, hasta que no se resuelva el pedido de nulidad presentado por la defensa a principios de agosto, que ya fue rechazado en cuatro instancias, la publicación del contenido de las pruebas va contra los derechos constitucionales de sus defendidos.
«No tiene que ver con la naturaleza de los investigados, porque el derecho le correspondería a cualquier persona», consideró el defensor.
Además, sostuvo que su pedido no va contra el derecho a información pública al tratarse de la posibilidad de que dos jueces y un fiscal de la provincia hayan violado la cuarentena. «No me opongo a la información pública, a que la gente se entere, pero hay un límite. Después si la investigación se formaliza ya es otra cosa», sostuvo.

«Juicio social».
Durante la entrevista concedida a este diario, Aguerrido, que también representa al abogado Marcelo Molín y al empresario Carlos Ruiz, también implicados en la investigación por la cena por el día del Amigo, aseguró que las pruebas fueron difundidas intencionalmente por alguna de las partes que intervienen para que haya un «juicio social» contra sus defendidos.
«Acá hay una movida muy clara, acá pretenden instalar un juicio de tipo social contra mis defendidos», apuntó Amado. Y agregó: «¿Por qué se pretende eso? Porque si no hay una resolución judicial porque la causa no avanza hay que sacar a la calle todo lo que surge de la investigación y que las garantías constitucionales no importen, que la gente se entere lo que estas personas hicieron o no».
Sin embargo, cuando fue consultado respecto de quién o quiénes están detrás de la intención de que haya un «juicio social» como denunció, Aguerrido manifestó: «Con eso, que cada uno haga su lectura».

Causa.
En la actualidad, la causa que lleva adelante el fiscal Andrés Torino junto con el fiscal general Jorge Amado se encuentra frenada hasta tanto se resuelva la cuestión de forma a raíz del pedido de nulidad presentado por la defensa.
Ese planteo desestima la denuncia inicial presentada por el subsecretario de Salud provincial, Gustavo Vera, luego de que el empresario Carlos Ruiz Pérez dio positivo de coronavirus y declaró haber compartido un encuentro fuera del horario permitido con los jueces Pablo Balaguer y Miguel Vagge, y el fiscal Guillermo Sancho, además de Pedro Arcuri, el ex funcionario del Ministerio de Salud echado por el gobierno tras conocerse la noticia, entre otras personas.
Presentado a principios de marzo, el planteo para declarar la nulidad de la causa ya fue rechazado in-límine por fiscalía, por la jueza de Control Florencia Maza y por el Tribunal de Impugnación Penal (TIP) en dos ocasiones. Esta semana, tal como adelantó este diario días atrás, Amado recurrirá al Superior Tribunal de Justicia (STJ), es decir, la última instancia. Allí, los jueces deberán resolver si hacen o no lugar al planteo.