Hermes Accatoli Volvió a la comisaría de la tortura

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Rosa llevó adelante ayer por la mañana una inspección ocular en la Comisaría de Catriló, con la presencia de miembros de la fiscalía, querellantes y defensores de los acusados, en el marco del juicio de la causa Subzona 14 II, en la que se investigan delitos de lesa humanidad.
El procedimiento se realizó en aquella localidad porque allí hubo personas que en marzo de 1975 fueron secuestradas y torturadas durante la última dictadura cívico militar, entre ellos el entonces diputado provincial del Frejuli, Hermes Carlos Accattoli, quien participó también de la inspección.
“La víctima tiene mucha claridad del lugar en el que estuvo, donde sucedieron los hechos y de su declaración en la causa y en el juicio surgen precisiones de las torturas que sufrió durante su detención ilegal”, manifestaron fuentes de la fiscalía general de esta capital pampeana.
Del operativo, participaron los jueces Marcos Aguerrido y Pablo Díaz Lacava, presidente del TOF en la provincia; la secretaria del tribunal, Alina Trento; el fiscal general Leonel Gómez Barbella, junto a José Nebbia; los querellantes y defensores de los acusados; Raquel Barabaschi y Pinky Pumilla, víctimas.
En la continuidad del juicio de la causas Subzona 14 II, seguirán hoy desde las 8.30 las declaraciones testimoniales. Para esto, fueron citados Emilia Haita, que hablará desde Victorica; Juan Manuel Uncal, desde las 9; Mirta Alzamendi de Antonio, a las 9.30; Walter Domingo Emer, a través de videoconferencia desde Río IV a las 10; y Félix Hurtado, a las 10.30.

Diputado “por peronista”.
Durante su testimonio en el Colegio de Abogados, donde se desarrolla el juicio, Accatoli contó que en su secuestro fue picaneado en el interrogatorio, recordó que los represores “se divertían” al torturarlos y que fue detenido ilegalmente “por ser peronista”.
Siendo diputado provincial por el Frente Justicialista de Liberación (Frejuli), fue detenido el 24 de marzo de 1976 en General Pico, el día del golpe cívico militar, y lo trasladaron a la Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal de Santa Rosa. Estuvo preso junto al también entonces legislador Roberto Gil, el ministro Santiago Covella y Hugo Ferrari.
Ante el TOF, dijo que el interrogatorio, en el que fue golpeado y picaneado, fue “ridículo” ya que le preguntaron por qué los diputados se habían aumentado la dieta, cuando justamente él y Gil habían votado en contra de esa medida en la Cámara.
A mediados de abril de 1976, fue retirado junto a Gil de la U4. Los llevaron encapuchados y esposados a la Comisaría de Catriló, el 6 de abril. Volvieron a Santa Rosa y unos diez días después los trasladaron a Seccional Primera, donde nuevamente fue golpeado e interrogado.
Accattoli dijo que pudo ver a su padre en General Pico, cuando estaba incomunicado, por intermediación del obispo Arana y recordó que el trato en la Unidad 4 fue “humanitario”. Luego, lo trasladaron en un avión a la cárcel de Rawson y recuperó la libertad el 17 de junio de 1977.
Sobre los demás detenidos, señaló que el ex diputado Carlos Aragonés “llegó tarde y se fue temprano” e indicó que la CGT y las 62 Organizaciones señalaron como “zurdos y comunistas” a los alumnos que tomaron la UTN de Pico antes del golpe militar y contó que el coronel Ramón Camps, siendo el jefe del Ejército en La Pampa, invitaba a funcionarios y legisladores a almorzar en el Regimiento de Toay. “Yo a la cárcel me la gané por peronista”, aseguró.