Inicio La Pampa Hipertehuelche: sin despidos pero no pagará los aportes

Hipertehuelche: sin despidos pero no pagará los aportes

"EMPRESARIOS RICOS CON EMPRESAS POBRES", DIJO GENONI

Si bien la empresa El Tehuelche SACI, propietaria de Hipertehuelche, llegó a un acuerdo en el marco del Proceso Preventivo de Crisis, que la obliga a no despedir trabajadores en un período determinado de tiempo, la situación aparecería como injusta comparada con la de los pequeños comerciantes locales que deben hacer frente a sus exigencias patronales sin excusas ni argucias legales.
Autoridades de Hipertehuelche se reunieron con funcionarios de la Dirección Nacional de Relaciones Laborales, dependiente del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, y autoridades de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) para acordar las condiciones de los empleados durante ese proceso.
En ese marco se firmó un acta acuerdo que tiene como objetivo proteger los derechos de los trabajadores de la empresa, compromiso que tiene vigencia a partir del 1 de septiembre de 2019 hasta el 29 de febrero de 2020. En ese período Hipertehuelche se compromete a no despedir sin causa a ninguno de sus trabajadores y a pagar los salarios en tiempo y forma.
Pero a la par -y obviamente no es bueno para el asalariado- se autorizó una sustantiva rebaja de las contribuciones de seguridad social que realiza la empresa durante ese período. Además fijó una agenda de encuentros en los cuales las partes se reunirán a evaluar la situación y el cumplimiento del acuerdo.
Rodrigo Genoni, dirigente del Centro Empleados de Comercio, expresó que el gremio sigue en contacto con los trabajadores y la gerencia local de la empresa para asegurar que se cumplan los términos de este acuerdo.
No obstante Genoni fue muy crítico al señalar que «son empresarios ricos con empresas pobres», y «los únicos perjudicados, como siempre, son los trabajadores». En ese sentido recordó que Eduardo Raúl Costa -el empresario dueño de El Tehuelche SACI, de la provincia de Santa Cruz-, es el senador «más rico del Congreso de la Nación», que ahora «encima se ve beneficiado con el Procedimiento de Crisis» que le permite la Secretaría de Trabajo de la Nación.
Se mostró molesto «casi exime a la empresa» de pagar aportes, porque el 90% de sus remuneraciones -en estas circunstancias- pasan a ser no remunerativas.
«Es muy injusto, y es una medida que tiene validez hasta febrero, mientras dure el proceso preventivo de crisis», amplió Genoni.

«Que se vaya».
Genoni precisó que «el senador Costa es el principal beneficiado con esta medida. La verdad es que de este gobierno nacional uno no espera más nada… sólo que se vaya», reflexionó.
Sobre la situación del sector agregó que «no va a cambiar nada hasta fin de año. Lo único que se puede aguardar es que la llegada de Alberto Fernández cambie el rumbo de este gobierno; y la esperanza está en creer que va a haber algo distinto».
De todos modos, el dirigente sindical alertó que «no va a ser fácil, porque los indicadores hoy son peores que en 2001. Porque en ese momento no había inflación, y hoy está en el 55%, y también en nivel de endeudamiento es mayor».
Razonó que «más apoyo popular» a la fórmula Fernández-Fernández le permitirá «más margen de maniobra en un futuro gobierno. Pero lo que vamos a tener que hacer todos, empezando por los dirigentes, es propiciar más formación política. Para evitar caer en crisis neoliberales, educándolo y generando conciencia de lo que es y cómo terminamos. Será bueno que el pueblo tenga memoria para no tener cíclicamente, cada 10 ó 12 años, este tipo de circunstancias que hoy nos toca atravesar».

En lo local.
Genoni subrayó la «buena voluntad empresarial» que permitirá que los empleados de nuestra provincia puedan cobrar el bono de $5.000. En ese sentido se mostró complacido porque se ha generado «más diálogo entre el Centro Empleados de Comercio y la Cámara» que agrupa a los comerciantes.
De todos modos advirtió que «nunca faltan los pícaros» que con la crisis como excusa caen en abusos que hay que repudiar.
Por otra parte, al evaluar los nefastos resultados del gobierno macrista, dijo que en esta administración nacional se produjeron en el conglomerado Santa Rosa-Toay hay unos 800 puestos de trabajo menos, «una cifra inédita» en la provincia.