Inicio La Pampa "Histórico para la universidad"

«Histórico para la universidad»

LA UNLPAM ES QUERELLANTE Y ANFITRIONA

Además de ceder sus instalaciones para llevar adelante el proceso oral, la Universidad Nacional de La Pampa resulta uno de los querellantes en este III Juicio por la Subzona 14. «Es histórico para La Pampa y para la UNLPam llevar adelante este proceso por la búsqueda de memoria verdad y justicia. En esta oportunidad sabíamos que no tenían lugar, lo evaluamos con el Consejo de la Magistratura y la Universidad de Lomas de Zamora, firmamos un convenio y hoy podemos albergar este tercer juicio por la Subzona 14», advirtió el rector Oscar Alpa.
El juicio se realiza desde ayer en el Aula Magna, que fue refaccionado para albergar el proceso. En diálogo con Radio Noticias, el titular de la UNLPam recordó que «también se construyó un espacio nuevo para archivar la documentación, que se encuentra permanentemente custodiado por efectivos de la Policía Federal de martes a jueves, y también pusimos a disposición dos alas de nuestro edificio, una para testigos y otra para reuniones del tribunal».
La situación sanitaria impide las aglomeraciones y no está permitido el acceso del público a las audiencias. «Por eso, el juicio podrá seguirse a través del canal de YouTube del Poder Judicial de la Nación». Alpa explicó que «el espacio destinado al desarrollo del proceso cuenta además con una nueva oficina, destinada especialmente para albergar al personal administrativo vinculado a las audiencias» y comentó que además «se implementó un refuerzo de las instalaciones concernientes a la conectividad».
«Lo más importante es que el juicio se pueda realizar. A pesar de la situación de pandemia, la universidad permanece abierta para que el proceso pueda desarrollarse de manera mixta, mitad presencial y mitad vía zoom. Es trascendental que, a pesar de todo, podamos seguir buscando verdad y justicia», agregó el rector. Alpa reiteró la importancia de este juicio «porque le otorga continuidad a un proceso histórico de nuestra universidad, que ya había comenzado en otro tramo» y celebró que «en esta nueva etapa, al hecho se ser querellantes le sumamos también la oportunidad de ceder nuestro edificio» para desarrollar allí este histórico proceso.