Inicio La Pampa Homenajes a 45 años

Homenajes a 45 años

Los actos oficiales por la semana de la Memoria por la Verdad y la Justicia comenzaron ayer en Santa Rosa y uno de los más relevantes tuvo a la nieta recuperada Elena Gallinari Abinet, quien descubrió la baldosa que lleva un pañuelo blanco con el nombre de su padre desaparecido y su madre asesinada.
Representantes municipales, de organismos de derechos humanos y de organizaciones sindicales de la provincia encabezaron ese acto ante la presencia de decenas de personas. Gallinari Abinet, llegada desde Córdoba, descubrió dos nuevas baldosas con el pañuelo blanco: el de su padre Miguel Angel Gallinari, nacido en General Pico y detenido en 1976, y el de su madre, María Leonor Abinet, secuestrada en el mismo año mientras estaba embarazada de Elena.
«Les agradezco por la invitación. Los marzo siempre son una fecha complicada, es un mes para conmemorar a los queridos detenides desaparecides, la lucha de las Madres y Abuelas, y también para recordar que el pueblo argentino es y será parte de esta lucha. Los organismos de DD.HH. consiguieron todo gracias al acompañamiento permanente de la sociedad y con políticas de Estado que se involucran y son parte», manifestó Elena en su breve discurso.
A su vez, la nieta recuperada en 1986 por Abuelas de Plaza de Mayo consideró que «esta consigna de plantar memoria es muy hermosa porque habla de plantar 30 mil árboles en todo el territorio para recordar a nuestros compañeros y compañeras que querían un país distinto».

Autoridades.
En el acto municipal estuvo la viceintendenta Paula Grotto, quien destacó la importancia de dar inicio a la Semana de la Memoria: «Sostener y defender el símbolo de la Memoria, la Verdad y la Justicia es un gran compromiso que tenemos como gestión. Para nosotros y nosotras construir la Memoria es algo permanente porque sobre ella podemos proyectar lo que queremos y lo que no queremos nunca más».
El secretario de Derechos Humanos de la ciudad, Juan Esponda, dijo que «en esta plaza durante muchos años hemos reclamado por los Derechos Humanos y en la lucha de los compañeros y compañeras que fueron torturados, desaparecidos y asesinados, y hoy estamos colocando nuevas placas cerámicas con los nombres de las pampeanas y pampeanos que fueron desaparecidos durante la dictadura».

Centro Cívico.
Otro de los momentos emotivos se vivió más temprano cuando arribó Fernando Pérez, hijo de Ramerio y hermano de Eduardo, cuya historia también se conoció en ediciones anteriores de LA ARENA. «Este 24 de marzo se cumplen 45 años del golpe militar y genocida, una de las peores expresiones del aparato represivo donde cometieron los delitos más atroces y aberrantes a ciudadanos y ciudadanas de todo el territorio», dijo Pérez en una conferencia de prensa en el Centro Cívico, junto con la obra «Sembrando Memoria para no Olvidar», del artista Rodrigo Pérez.
Durante su alocución, el hijo de Ramerio Pérez y de Felisa Nilda Sotelo, Madre de Plaza de Mayo, también dijo que «desde cada uno de los espacios, desde las distintas provincias de nuestro país se puede sostener la idea de que con Memoria, con Verdad y con Justicia vamos a tener la garantía de que esto no vuelva a suceder y podremos tener un país como creo que todos nos merecemos».
El subsecretario de Derechos Humanos provincial, Juan Pablo Fasce, contó que «Fernando no solo es el hijo de Ramerio y Felisa, él también tiene una historia para compartir. Es una persona extraordinaria que nos acompaña en una jornada llena de actividades». También destacó la obra instalada «Sembrando Memoria para no Olvidar», e invitó a la sociedad a que se sume a las actividades previstas para la semana.