Inicio La Pampa Horario corrido del comercio para bajar la circulación

Horario corrido del comercio para bajar la circulación

GENERAL PICO

René Vallejos, titular de la Cámara de Comercio y Afines (CCYA) de la ciudad, confirmó que ayer quedó establecida una nueva «franja horaria» de atención al público en los locales de medio. Indicó que a través de esta medida se busca además favorecer el funcionamiento del rubro gastronómico, del que dijo que durante la pandemia sufrió el «mazazo más duro».
Según le confirmó Vallejos a LA ARENA, ayer la Cámara acordó con el Centro de Empleados de Comercio, la nueva franja horaria de atención al público para los meses de invierno. Será desde las 9 hasta las 19, y con un corte entre las 13 y las 15, y se presenta como una propuesta y no como una imposición. De este nuevo horario queda exceptuados los supermercados, almacenes y despensas.
«Es una variante que no tiene que ver con el horario corrido, sino con una franja horaria que es de 9 a 19 y que no va a ser obligatoria. Obedece a la necesidad de achicar un poco la circulación nocturna en invierno, y esto sería desde el comercio una auto-restricción horaria, para colaborar con la situación y tratar de aportar un grano de arena. La Cámara hizo una serie de consultas y encuestas, sacamos la conclusión de que el 80 por ciento del comerciante quiere franja horaria y no horario corrido, porque entre las 13 y las 15, en General Pico anda muy poca gente y son dos horas de pérdidas de ventas», dijo.

Gastronómicos.
El titular de la CCYA manifestó que ayer tuvieron una reunión con la entidad que nuclea a los empleados de comercio, y se acordó esta nueva franja horaria para estos meses de otoño e invierno.
«La gente que quiera hacer horario corrido lo puede hacer tranquilamente. Nosotros no vamos a obligar nadie a que cierre a las 19, es una propuesta. Con esto, le abrimos una ventana nueva más temprano al sector gastronómico, que ahora corta a las 23, para que los comerciantes o los empleados puedan salir antes del trabajo y se puedan sentar en un bar o restaurante. El gobierno cierra a las 23 al sector gastronómico y nosotros tratamos de colaborar en ese marco horario. Entonces van a encontrar a toda la gastronomía con la cocina preparada, y la propuesta es un poco más abarcadora que un horario corrido, porque es una manera de anclar al sector gastronómico con el sector común del comercio. Nosotros cerramos y ellos abren. Estamos tratando de que el sector gastronómico no se nos derrumbe porque tiene horarios que no le van a alcanzar», dijo.
Por último, Vallejos refirió que el 2020 fue «el año más oscuro de la historia» para el comercio local, y desde febrero a esta parte, las ventas sufrieron un drástico derrumbe. También marcó, que entre los diferentes rubros, gastronómico fue el que «recibió el mazazo más duro».