Inicio La Pampa Hospital se muda de edificio por refacciones integrales

Hospital se muda de edificio por refacciones integrales

WINIFREDA: OBISPADO CEDIO SUS INSTALACIONES PARA LAS ATENCIONES

Por refacciones integrales en la sede del Hospital «Juan Smith» de Winifreda, desde la próxima semana las atenciones a los pacientes se realizarán en el ex Instituto Privado Cristo Redentor, propiedad del Obispado de Santa Rosa, que cedió sus instalaciones locales gratuitamente para que los pobladores puedan recibir las distintas prestaciones durante ocho meses. En cuanto a las internaciones, quienes requieran este servicio serán derivados a Santa Rosa o Eduardo Castex.
El edificio de la curia católica está ubicado a tres cuadras del centro de salud y se encuentra deshabitado desde octubre de 2016. Su directora, Daiana Lebed, confirmó que a partir del lunes 13 de enero cambiarán de inmueble para lo cual están terminando la mudanza.
Los tiempos urgen dado que la empresa constructora contratada por Provincia está trabajando desde hace una semana en la parte exterior y en breve comenzará con los trabajos interiores. «La obra tiene un plazo estimado de ocho meses, que se puede dilatar un poco más. En ese lapso vamos a estar funcionando en el ex Instituto Privado Cristo Redentor. Este fin de semana vamos a terminar la mudanza y la guardia ya funcionará en el ex colegio secundario. La idea es empezar a atender ahí directamente a partir del lunes venidero», explicó.
«Se nos planteó una situación bastante compleja porque en el pueblo no tenemos ningún lugar suficientemente amplio como para albergar un hospital. Charlando este asunto con la intendenta Adriana García surge la posibilidad de solicitarle al Obispado en calidad de préstamo su edificio para utilizarlo durante el plazo de construcción de la obra» comentó.
«Firmamos un contrato por ocho meses con una extensión a un año. De esta manera, nos cedieron gratuitamente las instalaciones y el municipio hizo factible todas las reparaciones necesarias para que podamos permanecer en ese lugar», agregó.
Mencionó que el «único requisito» que puso el Obispado fue que «mantengamos su institución en buen estado, igual ya sabe que ahora está mejor que antes porque se pintó y se arregló» en varias partes.

Reparaciones en edificio.
Concretamente empleados comunales repararon el techo, realizaron una nueva instalación eléctrica, acomodaron baños, pintaron paredes y un electricista instaló splits. El domingo llovió intensamente y no aparecieron goteras. «Vamos a utilizar las dos aulas de adelante del edificio y las oficinas del fondo. En esos sectores no se mojó nada, estamos muy contentos porque esa estructura nos va a servir para funcionar durante un tiempo prolongado», sostuvo.
Ante una consulta puntual, Lebed precisó que en las habitaciones restauradas funcionarán consultorios, enfermería con la guardia, farmacia, odontología, pediatría y administración. El bioquímico hará extracciones lunes y miércoles. En tanto, la psicóloga de Salud Pública, que vive en el pueblo, atenderá en una vivienda de su propiedad mientras que radiología continuará en el hospital hasta que se empiece a construir la nueva sala de rayos X.
Sin internaciones.
No habrá internaciones en el edificio del Obispado. «Desde la Zona Sanitaria nos habilitaron a derivar pacientes al hospital Lucio Molas de Santa Rosa y aquellos que requieran menos complejidad al hospital de Eduardo Castex», apuntó.
Ante esta situación que se avecina, la médica reconoció que la ambulancia tendrá mayor movimiento sobre todo en invierno cuando aumenta el traslado de enfermos. Las camas estarán guardadas en las aulas que no se utilizarán para la atención al público sino que servirán como depósito.
Lebed indicó que aguarda por la conexión de la telefonía fija mientras tanto los pacientes deben solicitar turnos «para casos de urgencia» al celular 2954-300020.
En cuanto a los trabajos que se realizarán en el hospital, señaló que eran largamente esperados por la comunidad y el personal de Salud. «El hecho de tener que mudarnos a otro lugar implica un esfuerzo bastante importante, igual los chicos de servicios generales y el radiólogo han trabajado un montón trasladando mobiliario, equipamiento y demás. A la gente pedirle comprensión y paciencia pensando que dentro un año vamos a tener un hospital nuevo en el cual no se va a llover más adentro y estará funcionando con un montón de prestaciones más», finalizó.

Ejecución de ocho meses.
Cuello Construcciones de Santa Rosa fue la empresa que ganó la licitación convocada en agosto de 2019 por el Ministerio de Obras y Servicios Públicos para ejecutar la obra de ampliación y refacción del hospital de Winifreda. La constructora cotizó $10.949.580, por debajo del presupuesto oficial ($11.805.116). El plazo de ejecución será de ocho meses.
La firma contrató a tres vecinos. Los trabajos fueron calificados como “muy importantes” desde Provincia dado que se ampliará los sectores de internación, odontología y laboratorio, se cambiará la distribución de los consultorios externos y la administración mejorando su acceso y visibilidad.
Además, se modificará la superficie del sector de emergencia destinado a la atención primaria de la salud o al servicio médico de urgencia. También se mejorará la cocina y lavadero. La modernización del inmueble implicará la modificación de la instalación eléctrica, red de gas natural, provisión de agua potable, de los desagües y construcción de un nuevo pozo ciego. Y se harán trabajos de reparación de mampostería, cielorrasos, sanitarios, recambio de carpintería, puertas y ventanas, y se pintará.
“Está prevista la edificación de una sala para las reuniones del personal y una habitación de servicio destinada a un enfermero o a un médico para que pueda quedarse cuando debe cubrir suplencias”, completó Lebed.