Inicio La Pampa "Acepto este desafío con mucha pasión"

«Acepto este desafío con mucha pasión»

«Soy policía y acepto este desafío con mucha pasión», expresó este martes el flamante jefe de la Policía de La Pampa, Daniel Guinchinau.

El reciente titular del cuerpo policial encabezó a la mañana, acompañado por el designado subjefe Carlos Sosa, una conferencia de prensa ante los medios de comunicación como una forma de oficializar el inicio de su nueva tarea al frente de la fuerza.

Guinchinau, ex jefe de la Unidad Regional II, y ex comisario en diversas sedes del interior provincial, se mostró confiado de cara a la gestión y ponderó el inicio de su nuevo trabajo.

«Todo policía tiene el anhelo de coronar su carrera de esta manera, quien diga lo contrario está mintiendo», sostuvo al reconocer que su designación, tras la renuncia de Héctor Lara, lo sorprendió de manera grata.

«La verdad que me sorprendió porque no trabajo pensando en eso, es algo que se da o no se da», indicó. Y sumó: «soy policía y estoy dispuesto a aceptar este desafío, lo hago y lo haré como siempre, con mucha pasión».

FUGADO.

Guinchinau habló de varios temas pero hizo hincapié en la fuga de uno de los condenados, por el asesinato del ex intendente Héctor Ceferino Lapettina y del ex carpintero de Rancul Jacinto Tallone quien escapó durante la madrugada de este viernes de la comisaría de la localidad de Realicó. Se trata de Gastón Quintero de 21 años que, junto a Ramiro Lázaro Pino, fue condenado a prisión perpetua por el crimen.

«El hecho me toca de cerca porque fui yo quien lo detuve en su momento y ahora me toca trabajar, de este lado, en una situación que desgraciadamente ocurrió», expresó el jefe policial al periodista de EL AIRE DE LA MAÑANA (RADIO NOTICIAS 99.5), Fabricio Coller.

Y amplió: «hoy tenemos un preso fugado pero haremos lo necesario para regularizar esa situación».

Sostuvo que por el momento no puede dar detalles de la causa pero aseguró que se trabaja de manera intensa en la búsqueda.

«Tenemos policías que, en este momento, están donde deben estar, hay que tener un poco de paciencia».