miércoles, 27 octubre 2021
Inicio La Pampa Hubo 5 fallecimientos y 352 nuevos casos

Hubo 5 fallecimientos y 352 nuevos casos

EL GOBERNADOR DESCARTO NUEVAS RESTRICCIONES

Tras analizar 1.549 muestras, el Ministerio de Salud confirmó en la tarde de ayer 352 nuevos casos positivos de coronavirus en la provincia, lo que situó el índice de positividad en 22,7%. A su vez, la cartera confirmó la muerte de cinco personas que se habían enfermado y tuvieron complicaciones en su cuadro infeccioso.
De acuerdo al reporte sanitario publicado en la tarde noche de ayer, de los 352 nuevos casos, 112 corresponden a residentes en Santa Rosa, 96 a residentes en General Pico, 32 a Eduardo Castex, 14 a Ingeniero Luiggi, 10 a Colonia Barón, nueve a Victorica, ocho a Speluzzi, ocho a Toay, seis a 25 de Mayo, seis a General Acha y cinco a General San Martín.
A su vez, hay cinco nuevos casos en Jacinto Arauz, cinco en Realicó, cinco en Parera, cinco en Trenel, tres en Villa Mirasol, dos en Quemú Quemú, dos en Embajador Martini, dos en Doblas, dos en Dorila, dos en Bernardo Larroudé, dos en Sarah, dos en La Adela, dos en Lonquimay, uno en Vértiz, uno en Rancul, uno en Conhello, uno en Macachín, uno en Bernasconi, uno en Anguil, uno en Intendente Alvear y uno en General Manuel J. Campos.

Cinco muertes.
Además de la suba de los casos positivos, que situó al índice de positividad en el 22,7%, por encima del 10% recomendado por la Organización Mundial de la Salud, la cartera sanitaria provincial reportó cinco nuevas víctimas fatales de la pandemia en la provincia.
Según reportaron, se trató de una mujer de 96 años oriunda de la localidad de Realicó y cuatro hombres. Uno de ellos oriundo de General Pico, de 72 años; el otro de Eduardo Castex, de 86; otro hombre de Santa Rosa, de 70 años; y finalmente, un hombre de General San Martín, que tenía 74 años.
De esa manera, el número de personas fallecidas en la provincia desde agosto del año pasado asciende a 371.

Situación provincial.
Desde el inicio de la pandemia se registraron un total de 27.256 casos positivos, de los cuales 2.798 permanecen activos y 24.087 se recuperaron, 226 ayer.
Los casos confirmados activos están distribuidos de la siguiente manera: 830 Santa Rosa, 637 en General Pico, 186 en Eduardo Castex, 149 en Toay, 111 en Ingeniero Luiggi, 96 en Intendente Alvear, 86 en Jacinto Arauz, 73 en Colonia Barón, 66 en 25 de Mayo, 63 en Realicó, 60 en Victorica, 44 en Santa Isabel, 33 en Trenel, 27 en Macachín, 22 en General Acha, 19 en General San Martín, 18 en Metileo, 16 en Bernasconi, 16 en Alta Italia, 16 en Lonquimay,16 en La Adela, 14 en Speluzzi,13 en Vértiz, 12 en Telén, 12 en Parera, 11 en Rancul, 11 en Doblas, 10 en Maisonnave, 8 en Ataliva Roca, 8 en Anguil, 7 en Alpachiri, 7 en Miguel Riglos, 7 en Algarrobo del Águila, 7 en Embajador Martini, 6 en Dorila, 6 en Quetrequén, 6 en Quemú Quemú, 6 en Ceballos, 6 en Tomás M. de Anchorena, 6 en La Humada, 6 en General Manuel J. Campos, 5 en Coronel Hilario Lagos, 5 en Guatraché, 4 en Bernardo Larroudé, 4 en Sarah, 3 en Villa Mirasol, 3 en Catriló, 2 en Uriburu, 2 en Mauricio Mayer, 2 en Abramo, 2 en Rucanelo, 2 en Caleufú, 1 en Winifreda, 1 en Loventuel, 1 en Unanue, 1 en Carro Quemado, 1 en Puelches, 1 en Árbol Solo, 1 en Puelén, 1 en Colonia Santa María, 1 en Rolón, 1 en Conhello y 1 en Falucho.
Hay 11.781 personas aisladas en toda la provincia.

Internados.
Según el reporte, encuentran internadas 159 personas confirmadas con coronavirus. En General Pico hay 29 personas, de las cuales 19 están en modulares y 10 en terapia intensiva; En el Centro de Asistencia Respiratoria de Santa Rosa permanecen 42 pacientes, de ellos 13 en terapia, 10 en clínica médica y 19 en modular.
A su vez, hay 12 pacientes internados en las terapias 1 y 2 del Hospital Lucio Molas mientras que otras 6 personas permanecen en las camas de terapia intensiva del subsector privado.En tanto, en el Hospital Evita 9 internados en clínica médica y 60 personas en las clínicas médicas de los hospitales del interior de la provincia.

Llegan vacunas.
Por último, el gobierno nacional comenzó ayer las tareas de logística para distribuir las 605.200 dosis de vacunas Sinopharm correspondientes al primer componente en todas las provincias del país. Por eso, se espera que durante esta mañana llegue a la provincia una nueva remesa de 8.000 dosis.
Esas vacunas se sumarán a la disponibilidad de la provincia pero serán aplicadas a quienes ya recibieron la primera dosis, a modo de completar el esquema de inmunización contra el coronavirus.

No habrá nuevas medidas
El gobernador Sergio Ziliotto destacó que la principal debilidad que tiene la provincia «es el relajamiento social», lo cual llevó a la multiplicación de los casos de contagios durante las últimas semanas.
Ayer a la mañana, en una rueda de prensa que brindó en General Pico junto a la intendenta Fernanda Alonso, el mandatario pampeano analizó la situación sanitaria actual.
Dijo que en La Pampa, «la principal debilidad que tenemos es el relajamiento social» y aseguró que se deben «profundizar metodologías que aseguren el cumplimiento del protocolo».
Sobre las medidas y restricciones que rigen en la provincia hasta el próximo miércoles, subrayó que se «hay una cosa que vamos a mantener, y que es la protección a la actividad económica. En eso no vamos a cambiar las actuales medidas que regulan las distintas actividades».
Consultado sobre la situación actual, Ziliotto dijo que no se puede descartar ninguna restricción, que cada ciudad y cada provincia tiene una realidad diferentes, y que por ello, las decisiones que se tomen en La Pampa, si bien «no son independientes del Gobierno Nacional, son tomadas mirando nuestra realidad». En el mismo sentido, aseguró que se resistirá lo más posible la aplicación de una restricción a la circulación, porque afectaría a la actividad económica.

Clases.
En cuanto al dictado de clases a partir de la bimodalidad, aseguró que la situación se analiza permanentemente, y se evalúa «que efecto tuvo en cada estructura de la comunidad educativa» el incremento de contagios en cada una de las localidades.
Aseguró que la premisa es «asegurar la educación pero cuidar a cada uno de los integrantes de la comunidad educativa» y que uno de los «desafíos es buscar ese equilibrio entre el cuidado de la salud y garantizar la educación».
En materia educativa dijo que el Gobierno Pampeana defiende «la presencialidad», y aseguró que se trabaja en la mejora de la conectividad para el dictado de clases de modo virtual.
Por otra parte, se refirió a la ocupación de camas de los pacientes con Covid-19, y refirió que se «trabaja codo a codo» con el sector privado, y que se instalarán dispositivos modulares en algunas localidades para «aumentar la capacidad de respuesta».
También refirió que «el hecho de tener soberanía para asegurar el oxígeno en toda La Pampa nos da tranquilidad, incluso dando respuesta a una demanda que se ha triplicado». En este sentido agregó que se debe «aumentar la capacidad, por eso estamos haciendo los pedidos a las empresas para seguir aumentando».
Por último, dijo que durante el 2020 la pandemia demandó una inversión de provincia de unos 1.270 millones de pesos, a los que se deben sumar unos «500 millones de pesos adicionales».