Inicio La Pampa Hubo cuatro apuñalados en una riña pero nadie denunció

Hubo cuatro apuñalados en una riña pero nadie denunció

UNA NOCHE VIOLENTA EN 25 DE MAYO

En la noche del viernes, a pocos minutos de entrar en vigencia el horario de restricción circulatoria, en la vereda de un pub se produjo una violenta confrontación entre varios jóvenes. Cuatro recibieron heridas de armas blancas. La Policía demoró a tres de ellos, pero como los damnificados se negaron a rubricar las denuncias, quedaron en libertad.
Fue un fin de semana agitado para la policía que, entre viernes y sábado tuvieron que encausar a cinco personas y secuestrar dos vehículos por violar las medidas sanitarias, y detener a un trabajador de la empresa que remodela el hospital quien incurrió en agresiones en estado de ebriedad en su lugar de trabajo y se resistió a la detención.

Apuñalados.
Una irregular situación de aglomeración de personas en inmediaciones de un pub ubicado en avenida San Martín y General Acha, comenzó a gestarse poco después de 23.30. Personal de la comisaría departamental, alertados vía telefónica, al llegar al lugar comprobó la veracidad de la denuncia, según reveló el medio local Radio Génesis.
Los agentes constataron que en la vereda de dicho local había alrededor de 50 personas, que al ver el móvil policial comenzaron a dispersarse, el grueso del grupo lo hizo por avenida San Martín.
A los pocos minutos se tomó conocimiento de que en calle Catriló habría cuatro hombres con lesiones de arma blanca, quienes habían participado de la gresca. Todos los involucrados en los disturbios son mayores de edad de entre 20 y 30 años.
Los uniformados lograron rápidamente controlar la situación. Primero solicitaron la ambulancia del Hospital Jorge Ahuad, haciéndose presente personal de salud quienes los trasladaron al centro asistencial local. También procedieron a la aprehensión de tres personas que participaban en el incidente y los trasladaron a la Comisaría Departamental en calidad de demorados.
Los jóvenes recibieron las primeras atenciones y se constató que se trataba en todos los casos de heridas cortantes de carácter leve. Las lesiones, producidas por armas blancas, se registraron zona lumbar, glúteos, piernas, algunos tenían más cortes que otros, explicaron fuentes policiales.
Desde la comisaría de la localidad revelaron que los damnificados no quisieron presentar cargos contra sus agresores. «A los hospitalizados se le consultó si era su deseo instar acción penal sobre lo sucedido, pero se negaron a prestar declaración sobre el acontecimiento», afirmaron.
Tras las atenciones en el hospital, tres fueron dados de alta. Mientras que el restante quedó en observación unas horas y luego se retiró a su domicilio. Mientras que los tres demorados estuvieron algunas horas retenidos en la sede policial mencionada y finalmente liberados.
En la madrugada de ayer, varios vecinos fueron sorprendidos circulando en horario restringido, dos en estado de ebriedad. Y en la tarde del sábado, un operario, en aparente estado de ebriedad, protagonizó un hecho de violencia en el obrador de la empresa que remodela el hospital local y fue detenido.

Secuestros de vehículos.
Durante las 23 del viernes y 1 del sábado, personal de la comisaría local realizó un operativo vehicular, en los que labró causas imputándoles a cinco personas haber infringido los artículos 205 y 239 del Código Penal. Además a dos de ellos se les labró una infracción porque los test de alcoholemia les dieron 1,10 y 2,36, además, les secuestraron los vehículos que conducían.
Y en la tarde del sábado, la policía fue convocada para interceder en un hecho de violencia que estaba en proceso en el predio del Hospital Jorge Ahuad. Allí, en el obrador de la empresa que está realizando trabajos de remodelación y mantenimiento del nosocomio, se estaba registrando una pelea entre dos operarios.
Personal uniformado llegó al lugar y luego de varios minutos lograron reducir a uno de los masculinos que se encontraba en estado de ebriedad y se golpeaba con otro de los trabajadores. Tras colocarle las esposas, los efectivos intentaron ingresarlo al móvil policial pero el demorado se resistió y comenzó a agredir a patadas a los agentes. Finalmente lograron trasladarlo a la comisaría donde quedó detenido.