Inicio La Pampa "Hubo gente y se vendió bien"

«Hubo gente y se vendió bien»

SE HIZO LA FERIA DE LA ECONOMIA POPULAR "FERIARTE"

Se desarrolló una nueva edición de «Feriarte» y asistieron una gran cantidad de santarroseños. Las y los puesteros se mostraron muy contentos con las ventas y aseguraron que les fue «bastante bien». Ese resumen fue lo más destacada de la actividad organizada por la Secretaría de Desarrollo Económico de la Municipalidad: el espacio contó con más de 100 puestos de artesanos, artesanas y manualistas locales.
«Feriarte» comenzó el sábado y se extendió el domingo en el Paseo Ferial de las vías del Ferrocarril, en Alsina y Raúl B. Díaz. Además, contó con todos los protocolos y medidas necesarias por la pandemia del coronavirus y, en ese marco, desde la Municipalidad se dialogó previamente con las y los puesteros. Asimismo, se dispuso de preventores comunales encargados de controlar que los concurrentes utilizaran tapabocas en todo momento y se instalaron cinco puestos sanitizantes a lo largo de toda la feria.
María, una de las puesteras que se dedica a la venta de sahumerios, portasahumerios, armonizadores de energía, tapabocas y accesorios para el cabello contó a LA ARENA que «por suerte hubo bastante gente y se vendió bien». La feriante que trabaja desde hace 25 años en el rubro expresó: «Se extrañaba mucho la feria porque en mi caso es el ingreso que tengo y veníamos bastante complicados pero nos acompañó el día, el buen clima y la gente nos está acompañando».
Por su parte, otros dos puesteros más jóvenes llamados Ana y Francisco, contaron que se dedican a la construcción de mesas plegables de madera, a la venta de sahumerios, cosmética natural, blends de té y café orgánico. Ana resaltó que tuvieron «más apoyo de la municipalidad porque pusieron luces y baños». De igual manera, Francisco remarcó que hubo mayor difusión este año y eso se notó en la gran cantidad de feriantes. «Esto se trata de una familia, todos vamos para el mismo lado», apuntaron.
El director de Economía Popular del municipio, Federico Ignaszewski, le contó a este diario que la feria se realiza los primeros fines de semana de cada mes. Asimismo, remarcó que el objetivo fue desarrollar «una feria que conjugue un lugar de comercialización para artesanos y manualistas que ofrecieran productos de elaboración local y de manera autogestiva».
Ignaszewski resaltó la importancia de este emprendimiento puesto que constituye un lugar «en donde los productores pueden conectarse con sus compradores» y que además es un «paseo ferial para la familia». En tal sentido, sostuvo: «Claramente hay una decisión municipal de respaldar a la economía popular, que se regularice y que se mejore las condiciones de trabajo de artesanos, recicladores y los vendedores ambulantes».