Inicio La Pampa "Hubo un sistema de persecución"

«Hubo un sistema de persecución»

RECTOR DE LA UMET HABLO DEL "LOWFARE" CONTRA LULA, CORREA Y CRISTINA

Nicolás Trotta es actualmente el rector de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y al ser entrevistado por Radio Noticias se refirió a la situación de Lula Da Silva, a Latinoamérica como «territorio en disputa» y al futuro de la región, especialmente de Argentina, con respecto a Estados Unidos y China. Además, planteó la necesidad de recuperar la inversión en educación y ciencia y tecnología «para achicar la brecha con las principales potencias».
Junto a Gisela Marziotta, Trotta fue recibido en la última semana, en el marco de una entrevista, por Lula Da Silva en la cárcel de Curitiba, donde el ex presidente de Brasil habló sobre la relación de Argentina con Brasil y sus días como preso político y el futuro de la región. «Fue conmocionante el encuentro. Lula es uno de los principales actores de este nuevo siglo en América Latina y a nivel global es una referencia internacional al igual que el Papa, Barack Obama y Angel Merkel, porque reconfiguró económica y socialmente en Brasil y logró transformarle en un actor global que disputó en términos internacionales el protagonismo con los países vencedores de la Segunda Guerra».

«Lowfare».
Dijo que vio a Lula «con convicción que el futuro lo va a encontrar en lugares importantes» y advirtió que ahora está detenido desde hace más de 500 días por «una enorme manipulación que sufrió la justicia de Brasil y que logró proscribir su candidatura y le abrió la puerta a la victoria electoral de un dirigente con un componente autoritario como (Jair) Bolsonaro».
El docente explicó que «hubo un esquema persecutorio de encarcelamiento contra Lula» a través del «lowfare» -uso del aparato judicial contra dirigentes populares con colaboración de los medios-, una metodología que también «se intentó implementar en Argentina pero afortunadamente no se logró el objetivo porque la victoria del 11 de agosto fue contundente y Cristina (Kirchner) pudo ser candidata a vicepresidenta (del Frente de Todos) más allá que quisieron proscribirla».
Agregó a la persecución judicial el caso de Rafael Correa que prácticamente «tiene que estar exiliado en Bélgica por la persecución» del presidente actual Lenin Moreno «y un realineamiento de Ecuador con la política más tradicional de ese país con la que se enfrentó Correa durante los diez años de su gobierno».

– ¿Es probable tener acotado al verdadero poder?
– Vivimos en un momento más sofisticado sobre los procesos democráticos. Hay que poner en valor ciertos avances importantes en derechos sociales y económicos, pero hay que ser conciente que ganar las elecciones no quiere decir hacerse con el poder para hacer todas las transformaciones que la democracia y la República necesitan para que nadie concentre poder para condicionar a otros sectores sociales y económicos. Hay que lograr un esquema que permita avances concretos y permanentes en términos de ampliación de derechos y mejora de calidad de vida y de generar conciencia social para una positiva politización de la sociedad para fortalece una construcción amplia con todos los sectores.

Las potencias.
Trotta también se refirió al documental «Latinoamérica, territorio en disputa» que dirigió junto a Esteban Cuevas y que consta de una serie de entrevistas a líderes populares de la región. Afirmó que la disputa «primero se da hacia adentro de nuestra frontera, entre aquellos que quieren que el Estado se retraiga y que el mercado defina las condiciones para un supuesto desarrollo pero también las principales potencias globales juegan su rol, hoy América Latina es parte de un tablero donde muchas veces somos observadores si no logramos institucionalizar un proceso de integración más sólido, entre lo que es el G2, las dos principales potencias globales, China y Estados Unidos, donde cada uno tiene su mirada sobre Sudamérica y América Latina en general».
Y amplió: «La mirada histórica para Estados Unidos es que somos el patio trasero y China quiere que seamos una región que exporte productos sin valor agregado, vinculados al agro, petróleo y minerales, sin generar empleo en nuestro territorio. Creo que también la discusión es sobre la división internacional del trabajo, cuál es el rol de nuestro continente en el ámbito global».

Inversión en ciencia.
«Es fundamental mirarnos hacia nosotros mismos para ver cómo logramos esquemas de desarrollo industrial, inversión en ciencia y tecnología para achicar la brecha con las principales potencias, pero hoy estamos lejos. Solo Corea del Sur invierte más en innovación que todos los países de América Latina. Ahí tenemos que tener una política clara con objetivos necesarios para un desarrollo pleno de la economía», dijo Trotta.
Siguiendo en esa línea, criticó a la gestión de Cambiemos por la desinversión en ciencia y tecnología y recordó que en 2015 «cuando asumió Macri se invertía el 0,68 por ciento del PBI -la riqueza generada por el país en un año- y ahora supera apenas el 0,5 mientras que Brasil invierte el 1,2 pero el agravante es que en Argentina el 80 por ciento en innovación y desarrollo lo invierte el Estado, el 20 por ciento el sector privado, en Brasil es mitad y mitad, en los países desarrollados más del 80 lo invierte el privado. En nuestro país hay que aumentar la inversión y generar los acuerdos con los privados para lograr una fuerte inversión que permita transferencia tecnológica para el desarrollo positivo de la economía. Un ejemplo es el Invap».
«El sector agro pampeano -continuó- es una de las pocas economías del país que están en la frontera tecnológica y productiva y eso fue posible por un fuerte compromiso del sector, de los productores pero también del Estado, del INTA y distintas universidades que llevaron procesos de innovación que mejoró los niveles de productividad. Inclusive hoy exportamos conocimiento en el sector agropecuario».
Al ser consultado sobre la realidad argentina, el docente aseguró que «la sociedad vio el estado de abandono de cuestiones estratégicas para el desarrollo y si hay un lugar en el que hay que invertir es en educación y en ciencia y tecnología. Nuestro país no se puede dar el lujo de no invertir en esos dos sectores para el futuro».

Verna, “una referencia nacional”.
Nicolás Trotta, coordinador de los equipos técnicos del Frente de Todos, destacó el rol del gobernador pampeano Carlos Verna en la unidad del PJ nacional y también resaltó que “se dio un mensaje contundente” desde La Pampa con el triunfo en Santa Rosa del kirchnerista Luciano di Nápoli que se impuso por más del 50 por ciento de los votos en la competencia por la intendencia.
“Verna fue muy importante en el esquema de la construcción de la unidad y ese rol de tanta referencia en la política argentina va a ser siempre reconocido, porque cuando la unidad no parecía fácil, fue uno de los principales actores de permitir a todo el peronismo empezar a dialogar, tender puentes y le permitió la contundente victoria”, dijo Trotta, agregando que “el peronismo empezó a perder cuando comenzamos a desunirnos”.
Trotta adelantó que estará en Santa Rosa el 17 de octubre en el acto del Día de la Lealtad que servirá como cierre de campaña nacional con la presencia de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, candidatos a presidente y vice. “Estaremos en esa provincia tan importante para la historia del peronismo y que se pueda celebrar el 17 de octubre con tristeza por la realidad pero con esperanza para superar la crisis”, indicó.
Sobre el futuro del país, destacó que “no hay soluciones mágicas, va a ser complejo superar la crisis con los condicionamientos que deja Macri. Pero tengo la certeza que los argentinos estamos dispuestos a hacer un sacrificio aunque con objetivos claros. El gobierno de Macri pide sacrificio con ajuste y sin rumbo. Confío mucho en Alberto y Cristina y en la institucionalización de este contrato social donde van a estar los sectores del trabajo, empresarios, movimientos sociales y también los gobernadores porque el desafío es redefinir el federalismo”.

«Destruyó a Argentina».
«Lula ha dicho que Macri destruyó la Argentina en cuatro años», afirmó el rector Nicolás Trotta al ser consultado sobre la opinión de los líderes latinoamericanos sobre el presidente argentino. Dijo que Pepe Mujica, de Uruguay, «no puede creer la enorme desidia de este gobierno en cuanto a resultados sociales y económicos y Rafael Correa lo mismo, dice que el neoliberalismo fracasó en forma constante y no se puede esperar otro resultado con estas políticas de ajuste».