Inicio La Pampa Hugo Colado fue condenado a tres años de inhabilitación

Hugo Colado fue condenado a tres años de inhabilitación

PECULADO CULPOSO Y MALVERSACION DE CAUDALES PUBLICOS

(General Acha) – El ex presidente de la comisión de fomento de La Reforma, Hugo Omar Colado (59 años), fue condenado a tres años de inhabilitación para ejercer cargos públicos, por haber sido autor material y penalmente responsable de los delitos de peculado culposo y malversación de caudales públicos en perjuicio de la administración pública.
Además se impuso la pena de una multa de 294.990 de pesos, que representa el 40 por ciento del dinero malversado, y el pago de 442.485 pesos en concepto de reparación del daño causado. La sentencia fue dictada ayer por el juez de control de esta ciudad, Héctor Alberto Freigedo, a partir del acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal general Jorge Marcelo Amado, el imputado y el defensor oficial Marco Mezzasalma.
Fuentes oficiales informaron a LA ARENA que el magistrado también ordenó la remisión de una copia de la sentencia a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas y la Fiscalía de Estado de Gobierno de La Pampa. Lo propio se hará con las piezas procesales pertinentes, las cuales serán enviadas al Juzgado de Ejecución Penal de la capital pampeana.

Pruebas.
Del análisis de los elementos probatorios colectados, sumado al reconocimiento que el imputado ha efectuado, Freigedo sostuvo que los hechos por los cuales Colado fue traído a proceso se encuentran probados.
La condena abarcó dos causas, una relacionada con la utilización de 34 facturas truchas relacionadas con 22 proveedores, por un total de 737.475 pesos. Investigación, que fue iniciada a partir de la denuncia formulada por el Tribunal de Cuentas, que aportó importantes elementos de prueba.
Respecto a ese hecho se lo responsabilizó por haber brindado ocasión para la sustracción de fondos públicos, mediante la utilización de facturas apócrifas pertenecientes a diferentes proveedores. Las cuales fueron posteriormente utilizadas ante el Tribunal de Cuentas de La Pampa, con la finalidad de justificar gastos de esa comuna.

Truchas.
Sobre este hecho puntual, el juez manifestó que durante el desarrollo de la investigación se acreditó que las facturas no fueron elaboradas por sus titulares, quienes una vez entrevistados por el Tribunal de Cuentas y el Ministerio Público Fiscal, negaron haber prestado servicios y/o tareas a la comisión de fomento de La Reforma.
Además -prosiguió el magistrado-, negaron que tales facturas exhibidas se correspondan con las de sus talonarios, lo que posibilitó establecer por otro lado, que resultaban apócrifas. Toda vez que las facturas originales presentadas por los proveedores fueron extendidas por otras cifras de dinero, a otras personas, y por otros servicios o tareas. Como así también, en determinados casos, directamente no habían sido utilizadas.
A modo de ejemplo citó lo que ocurrió respecto a la firma «El Patagónico», Construcciones y Servicios EP SRL por la suma de 38.052 pesos, cuyo proveedor presentó las facturas originales, lo que permitió establecer que fueron extendidas a otros clientes y por otras cifras. Lo propio ocurrió con una factura de Oscar Alaux por 49.000 pesos, que resultó apócrifa debido a que el proveedor negó haber extendido la misma a la comuna; como así acreditó con la entrega de la factura original que oportunamente extendió a otro cliente, pero por el valor de 1.356 pesos.
Más allá que las facturas son «claramente apócrifas» -dijo Freigedo-, «por obra en principio de quien las presentara al cobro o de otra persona, en modo alguno existen elementos que permitan sostener que el presidente de la comisión de fomento pudo haber actuado con dolo; es decir, a sabiendas de la falsedad de tales facturas, al momento de autorizar los pagos por los servicios».

Agua.
Mientras que la restante causa fue por haberle dado un destino distinto a los 169.901 pesos que Colado recibió en su calidad de presidente de la comisión de fomento de esa pequeña localidad del oeste pampeano, en el marco del programa Provincial del Agua y Saneamiento (Propays), que tenía por objeto la ejecución de los trabajos de la obra «Adecuación del servicio de agua potable: Renovación de la red distribuidora».
En este caso se trataron de fondos que fueron transferidos oportunamente por la Contaduría General de la provincia, el día 28 de diciembre de 2011, a la cuenta corriente de la comuna, a raíz del convenio suscripto entre la Administración Provincial del Agua (APA), en ese entonces por el Ingeniero Miguel Angel Díaz y Hugo Colado en su condición de presidente de la comuna de La Reforma. Esta causa fue iniciada por una denuncia radicada ante la fiscalía de 25 de Mayo, por cuestiones de jurisdicción.
La condena recaída sobre Hugo Colado, quien presidió la comuna de La Reforma por cinco períodos consecutivos, y perdió las últimas elecciones por un voto de diferencia contra su propio hermano Elías Colado Sánchez, dejó en evidencia los manejos de muchos jefes comunales del oeste pampeano.
Una clara muestra de ello fue que en una semana la Justicia condenó a los actuales jefes comunales de Limay Mahuida y Chacharramendi, y al ex intendente de Unanue. Todos, pertenecientes al PJ, y con muchos años en el poder.