Inicio La Pampa Imparable, la nafta volvió a subir

Imparable, la nafta volvió a subir

LA INFINIA DE YPF LLEGO A LOS 35 PESOS EN LA PROVINCIA

Sin respiro. Apenas pasan unas horas y quien necesita cargar combustible se encuentra que el dinero que tuvo para llenar el tanque dos días atrás, hoy ya no le alcanza. Ayer, el precio de las naftas volvió a subir y esta vez el aumento en la petrolera estatal YPF fue del 10,7 por ciento promedio en todo el país.
En nuestra provincia la suba significó que el precio de la Infinia, de YPF, llegue a los 35 pesos. Vale recordar que la tarifa había sufrido un aumento el sábado, es decir que en cuatro días del mes de septiembre el costo de ir a cargar ya escaló dos veces. La petrolera extranjera Axion también remarcó los surtidores y Shell lo haría por estas horas.
En La Pampa, la nafta Súper ascendió de 27,51 a 29,71 pesos, la Infinia de 32,41 a 35 pesos, el Gasoil Diesel 500 de 26,99 a 29,15 pesos y el Diesel Infinia de 33,18 a 35,83 pesos. El de ayer fue el quinto aumento consecutivo de los combustibles entre agosto y los primeros días de septiembre. En lo que va de este 2018, el precio de las naftas y el gasoil subieron, aproximadamente, el 50 por ciento.
YPF ya había aumentado sus precios hasta un 2,5% el sábado pasado porque desde este mes rige un nuevo incremento en el impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), que fija la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
Ese ajuste del fin de semana también respondió al incremento en los precios de los biocombustibles con los que las petroleras cortan las naftas y el gasoil. Ese valor lo fija el secretario de Energía, Javier Iguacel.
En Capital Federal y provincia de Buenos Aires, en tanto, YPF incrementó sus precios un 9,5% promedio. El ajuste diferenciado entre la zona metropolitana y el interior del país responde a que la petrolera busca reducir la brecha de precios histórica que existe entre las regiones.
El litro de nafta súper saltó en la Capital Federal de $30,34 pesos a $33,23; la Infinia (premium) pasó de $36,42 a $39,88; el diesel 500 ascendió de $26,38 a $28,89; y el Infinia diesel subió de $31,65 a $34,65 pesos.

Cae la demanda.
Julio Alonso, presidente de la Federación de Entidades de Combustibles (FEC), afirmó en estas horas que con las últimas subas de precios, la demanda de combustibles cayó «hasta un 30 por ciento» en las estaciones de servicio que operan en las provincias dado que «la gente ha decidido guardar el auto».
«Vamos a tener que buscar la solución con el Ministerio de Trabajo y los gremios que representan a los empleados; no queremos que la gente se quede sin trabajo», dijo el estacionero al hablar sobre la situación crítica de las expendedoras.
Alonso aclaró que tampoco la FEC puede pedirles a sus asociados que sigan manteniendo a los empleados a pérdida, por lo que se tendrán que buscar medidas que permitan evitar una sangría de empleos en el sector.