Impugnan autoridades de mesa

SE RECALIENTA LA INTERNA DEL PJ EN LONQUIMAY

La lista de “Avancemos Juntos por Lonquimay”, que lleva de precandidato a Leonardo “Chaca” de la Iglesia impugnó, por medio de su apoderada Leandra Flores Viglianco, a las autoridades de mesa designadas por la Justicia Electoral por cuanto las mismas “tienen participación directa en la campaña de la otra lista” (que postula al oficialista Manuel “Manu” Feito apadrinada por el intendente Luis Rogers y la Casa de Gobierno) sea por su carácter de militantes, simpatizantes o adherentes. Se destacan, entre las personas impugnadas, “la propia pareja del precandidato Feito y un familiar directo”.
Lo mencionado -agrega el escrito de impugnación- “pone de manifiesto la carencia de imparcialidad e independencia que tiene que tener una autoridad de mesa. Nada impediría a dichas personas sean designadas fiscales de mesa por su propia lista, pero el rol de las autoridades es precisamente la de mantener la imparcialidad a fin de garantizar el desarrollo del comicio en forma justa y transparente”.
La apoderada aportó al Tribunal Electoral numerosas capturas de pantalla de la red social Facebook en las cuales se demuestra claramente la pertenencia de las personas impugnadas a la lista de Feito. Por todo ello la solicitó se anulen la designaciones impugnadas.
Las personas impugnadas son: Yamila Belén Fernández, Sergio Darío Reinoso, María Inés Ciordia, Daiana Feito Logioco, Micaela Daniela Saxs, Camila Amoroso y María Jimena Pensotti.

Malestar.
En las filas de “Avancemos Juntos por Lonquimay”, la lista del PJ que competirá contra la que encabeza Feito, no cayó nada bien lo que considera “una maniobra de intentar copar las autoridades de mesa por parte del precandidato oficialista aprovechando su llegada al Gobierno”.
“Por eso tenemos internas -dijeron- no queremos más estas viejas y desleales prácticas de la política que cansó a toda la sociedad y desacredita a los políticos” y mencionan “romper de noche los pasacalles de otros o humillar a los vecinos más necesitados con tan oportunistas como sospechosas ayudas para pedirles el voto. Ya no queremos más”, dijeron en un comunicado y ahora aguardan la decisión del Tribunal Electoral sobre la impugnación.