Inicio La Pampa Impulsan Domicilio Fiscal Electrónico

Impulsan Domicilio Fiscal Electrónico

MODERNIZACION DEL MUNICIPIO

En el marco del Plan que lleva adelante la administración de Luciano di Nápoli, durante la última semana el Concejo Deliberante aprobó la incorporación del Domicilio Fiscal Electrónico Municipal. La iniciativa fue presentada por el Departamento Ejecutivo y la pretensión es adecuar el contacto con los contribuyentes con procesos tecnológicos e informáticos que permitirán la modernización en la emisión y distribución de los recibos de tasas, servicios municipales y notificaciones.
Para la implementación de esta medida, el Concejo votó la modificación de la Ordenanza Fiscal, precisamente en el artículo 15 de la normativa.
Según el planteo, el domicilio electrónico es el sitio informático personalizado registrado por los contribuyentes y/o responsables para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y para la recepción de comunicaciones.
Las notificaciones, emplazamientos y comunicaciones que se establezcan a través de este sistema serán vinculantes y tendrán validez. Ya hace algunas semanas el intendente Luciano Di Nápoli se había referido a que había cuestiones que la municipalidad tenía que mejorar en forma urgente, poniendo sobre la mesa las dificultades que genera una administración lenta y poco ejecutiva. Por eso, al hablar de la necesaria modernización del estado municipal, mencionó que había sistemas que todavía se utilizan en la Dirección de Recursos Humanos y
Presupuesto, que «a esta altura son obsoletos, incluso en sus lenguajes de programación como también en sus sistemas de bases de datos.

Gastos e ineficiencia.
El jefe comunal advirtió entonces que eso impedía «la auditoria y la integridad de datos que se encuentran procesados». En su contacto con el periodismo, Di Nápoli había reprochado que su antecesor en el cargo -Leandro Altolaguirre- llevó adelante un convenio con el sistema SIU
(interuniversitario) para reemplazar los sistemas existentes en 2016. Transcurrido el tiempo y después de gastarse más de 2 millones de no se implementó ninguno de los nuevos sistemas».
Explicó que la situación había llegado a tal punto que los propios empleados administrativos llegaron a llevar «sus propios equipos para trabajar. Obviamente es un gesto que se debe valorar, pero implica riesgo importante para las redes y los sistemas municipales. Además
que no corresponde», destacó.
Precisó que el municipio tenía un déficit de faltante de computadoras en el orden de los 150. «Se daba el caso que teníamos empleados sin PC para realizar sus tareas», completó.
El intendente finalizó diciendo que aquel convenio con el SIU fue dado de baja, y se realizaron gestiones ante el Ministerio de Modernización para conseguir un crédito y proceder a la compra de equipos para renovar el parque de computadoras.