Impulsan un proyecto para “poner un freno” a Farmacity

El diputado Darío Hernández (Frente Renovador) propuso un proyecto de ley para “poner un freno” al desembarco de Farmacity en La Pampa ante el “perjuicio” que genera contra las 260 pequeñas y medianas empresas (Pymes) farmacéuticas de la provincia.
“Nosotros queremos defender con esta ley a las 260 Pymes de la provincia, los dueños de las farmacias tienen que ser farmacéuticos en La Pampa”, dijo Hernández, agregando que “no puede ser que sociedades anónimas instalen una farmacia”, y es “necesario defender” a los comercios del rubro en la provincia.
Además, destacó que existe “competencia desleal” de Farmacity sobre las farmacias chicas y recordó que en la provincia de Buenos Aires, la empresa de capitales privados no pudo instalar ninguna de sus sucursales, a partir de una normativa bonaerense.
Farmacity, la empresa del vicejefe de Gabinete de la Nación, Mario Quintana, fue a la Corte Suprema de Justicia para que declare la inconstitucionalidad de la ley bonaerense que prohíbe a esa cadena ser titular de farmacias en esa jurisdicción. En Mendoza, la Corte ya puso un freno al desembarco de la firma.
El conflicto de Farmacity, en Buenos Aires, inició en el año 2000 cuando intentó abrir una sucursal en Pilar y no consiguió la habilitación para operar, considerando la ley provincial que, al detallar quienes pueden ser autorizados a instalar farmacias, no incluye a las sociedades anónimas, contemplando la actividad como un servicio público.

Reunión.
Hernández ayer por la mañana se reunió con autoridades del Colegio Farmacéutico de La Pampa, quienes se manifestaron de acuerdo con el proyecto de ley del massismo y volverán a reunirse el lunes 4 de junio a las 14.30. Sobre el encuentro realizado en la Legislatura provincial, el diputado indicó que los directivos de la entidad que nuclea a los farmacéuticos pampeanos dicen que “Farmacity nos va a terminar asfixiando”.
Al encuentro, asistieron el presidente del Colegio, Marcelo Fernández Cobo, y el vocal titular primero Miguel Angel Osio.
“La responsabilidad personal y profesional de los farmacéuticos, en orden a las obligaciones sociales no pueden quedar en manos de sociedades anónimas, independientemente de la capacidad patrimonial que pudiesen evidenciar, atento a que se encuentra comprometida la salud de la población en general”, indicó Hernández.

El proyecto.
La iniciativa presentada por Hernández, que está en la comisión de Legislación General, propone que las farmacias solamente puedan instalarse en la provincia al mando de farmacéuticos, una cuestión que fue modificada durante el menemismo, estableciendo que “cualquier persona física o jurídica de cualquier naturaleza podrá ser propietaria de farmacia, sin restricción”.
“Algunas provincias han dictado sus propias leyes en la materia, adoptando diferentes sistemas que van desde la libertad total, esto es, que cualquier persona física o jurídica puede ser propietaria de farmacias o limitándola a determinados tipos societarios admitidos en la ley de sociedades”, manifestó el diputado.
Así, la ley cordobesa se inclina por un régimen amplio, mientras que Santa Fe y Tucumán lo limitan a las personas físicas y a sociedades en comanditas, SRL y colectivas.
En La Pampa la ley 2079, en el capítulo denominado “De la actividad farmacéutica”, no se regula específicamente este sub tema pero declara que las farmacias son un “servicio de utilidad pública para la dispensación de productos destinados a la ciencia y el arte de curar”.
“Entendemos que dada la actividad de que se trata y sus implicancias para la salud humana, es competencia provincial, por resultar una facultad no delegada en la Nación, legislar en orden a que personas (físicas o jurídicas) pueden ser propietarias de farmacias descartando aquellas sociedades que no sean de personas y limitando las sociedades de responsabilidad limitada a aquellas que sean integradas exclusivamente por profesionales farmacéuticos”, dijo Hernández.