Imputaron a conductor por homicidio culposo

SINIESTRO FATAL EN RUTA 5

El fiscal Oscar Alfredo Cazenave formalizó ayer la acusación contra Daniel Marcelo Reyes (53), quien está imputado por “Homicidio culposo en accidente de tránsito”. El hecho por el que el hombre es investigado ocurrió durante la tarde del miércoles, cuando conducía un auto marca Citröen C4 por la ruta nacional 5, en sentido este-oeste, y en cercanías a la localidad de Lonquimay habría invadido parte del carril contrario y se “rozó” con una camioneta Toyota SW4, que viajaba en sentido contrario. El incidente provocó que una mujer de 54 años, de la ciudad rionegrina de General Roca, perdiera la vida.
De acuerdo a lo indicado por fuentes judiciales a LA ARENA, “Cazenave imputó a Reyes hoy -por el jueves- en horas de la mañana a través de una audiencia de formalización que tuvo lugar en la Sala de Audiencia Nº 3 de la Ciudad Judicial de Santa Rosa y que fue presidida por el juez Nicolás Casagrande Lorences”. Previo a esto Reyes -que estaba detenido en la dependencia policial lonquimayense- “declaró frente al representante del Ministerio Público Fiscal, que posteriormente solicitó en la audiencia la inhabilitación para conducir del imputado, como sustitutiva a la prisión preventiva, por el lapso que dure la investigación fiscal preparatoria”. En este sentido el juez accedió a las solicitudes del fiscal.

Fatal.
El siniestro vial se registró el miércoles cerca de las 14.50 en el kilómetro 540 de la ruta 5, a unos 4 mil metros al este del acceso principal de Lonquimay. Los protagonistas fueron una Toyota SW4 -dominio AA 487XG-, modelo 2017, al mando de un hombre de 51 años -de la Ciudad de Buenos Aires- y como acompañante iba su hermana, quien falleció; y un auto Citroën C4 -dominio ISB 104-, conducido por un hombre de 53 años que iba acompañado por otro de 68, un canadiense. Ambos están radicados en Balvanera (Buenos Aires).
Según los voceros la Toyota viajaba de oeste a este, de Río Negro hacia Buenos Aires, y el Citroën lo hacía en sentido contrario, de Capital Federal a Santa Rosa. De acuerdo a las primeras pericias realizadas por personal policial en el lugar, el Citroën habría invadido parte del carril contrario y se “rozó” con la Toyota.
La camioneta se despistó, cruzó hacia la banquina contraria -la norte- y habría pegado -al menos- contra dos árboles. Terminó su recorrido contra una planta, apoyada en las dos ruedas derechas y la carrocería destrozada. En tanto el automóvil quedó estacionado sobre la cinta asfáltica, con el tren delantero y el lateral izquierdo dañado.
En la subcomisaría se inició una causa judicial por “Homicidio culposo en accidente de tránsito”. Luego de las pericias realizadas, el fiscal dispuso la detención del conductor del Citroën C4, que es empleado de un hijo del hombre que lo acompañaba.