Inicio La Pampa Incendio en el barrio Mandela

Incendio en el barrio Mandela

Un vehículo ardió ayer en horas de la mañana luego de que se produjera un incendio dentro del garaje de una vivienda en el barrio santarroseño Nelson Mandela. Gracias al rápido accionar de Bomberos, las llamas sólo provocaron daños en esa parte del inmueble y en el rodado, que sufrió destrozos totales. En la casa no había personas y el foco no se propagó hasta ese lugar. Ayer por la tarde, desde el Cuerpo de Bomberos de la Policía, argumentaron a este diario que el fuego pudo haberse desatado por brasas que quedaron en una parrilla, por un asado que la familia residente hizo la noche anterior, y que se encuentra muy cerca del vehículo. De no ser así, la otra causal probable estaría ligada a una problemática mecánica en el auto.
El incendio se registró aproximadamente a las 7 horas de este jueves en la casa 649, ubicada sobre la calle Floricel Pérez, cerca de la calle Corona Martínez. Un funcionario confirmó a un cronista de LA ARENA que «fuimos requeridos a las 7.45 aproximadamente, porque una vecina vio salir mucho humo por la chimenea de la parrilla, pero en la vivienda no había nadie. Cuando llegamos el incendio se desarrollaba en el garaje y no se había desparramado para la casa, por eso tratamos de contenerlo en ese lugar. La tarea no fue sencilla porque la carga de fuego era muchísima, pero los bomberos trabajaron bien, y se pudo controlar correctamente».

Doble hipótesis.
Si bien se constató que no había instalaciones eléctricas cercanas, y que en principio se había desestimado la existencia de brasas en la parrilla, en horas de la tarde, otra fuente consultada por este diario dijo que los moradores «dijeron que la noche anterior habían comido un asado. La parrilla está al lado del auto incendiado, por lo que una brasa podría haber ocasionado el foco». De todas maneras, y sin el reporte oficial del perito encargado de analizar la escena, la fuente consultada agregó que «la otra hipótesis es que el auto haya sufrido un desperfecto eléctrico o mecánico y dieran inicio las llamas», concluyó.
Respecto a los daños, se indicó que «las pérdidas fueron exclusivamente materiales. Por suerte no había personas en la casa y pudimos rescatar a tres perros que se encontraban en el lugar».
En cuanto a los daños dentro de la vivienda, se informó también que «no sufrió daños considerables, solo se derritió el cielo raso que era ignífugo. Con una tarea de mantenimiento la casa quedó habitable. Igualmente, se les recomendó a los dueños no habitarla todavía, por el ahumamiento que es tóxico, pero no hay daños estructurales».