Inicio La Pampa El orgullo de jugar con los chicos del pueblo

El orgullo de jugar con los chicos del pueblo

DA PELEA EN EL PROVINCIAL

El partido es parejo. Alvear FBC busca revancha con sus figuras e Independiente intenta dar otro golpe. Una semana atrás chocaron en la localidad norteña y el Rojo dio una de las notas de la fecha del Torneo Provincial de fútbol al imponerse 3 a 1 ante el Azul, que revolucionó el mercado de pases con la incorporación del goleador Rubén «Tito» Ramírez. Ahora, como locales, los de Doblas tratan de desprenderse definitivamente en la punta de la Zona «E», otra vez ante los alvearenses.
Ramírez, ex Racing, Colón y Godoy Cruz, entre otros equipos de Primera División de AFA, se mueve en el área rival pero no logra desnivelar. Los anfitriones se la hacen difícil. Se conocen desde que comenzaron a patear una pelota y les alcanza hasta con una mirada para comunicarse cuando necesitan cubrir un espacio. El experimentado delantero, de 36 años, no puede. Rodrigo Gies y Franco Fernández, de 19 y 20, no le dan posibilidades.
Los centrales Gies y Fernández son dos de los jóvenes surgidos de la inagotable cantera del Rojo. Los dos tienen bien marcado a Ramírez y los volantes de Alvear FBC no encuentran pase. Néstor Etcheverry, otro valor local, aprovecha la duda visitante, recupera sobre el lateral, avanza unos metros y juega al espacio para Emilio Gallego Ardohain. El Yiyo, también de sangre roja, le gana en el pique a Tomás Viangule cruzando mitad de cancha, deja en el camino a Lucas Di Francisco punteando la pelota por un lado y pasando por el otro, y encara al arquero.
«¡Vamos Yiyo! ¡Vamos carajo!», se escucha el aliento. El pueblo que lo vio nacer, pegado al alambrado, hace fuerzas para que los marcadores no lo alcancen y, a su manera, colabora para que el joven de 25 años eluda a Lucas Santucho con un pie a pie y defina con el arco libre. El balón deja la cara interna de la zurda y va dando saltitos hasta tocar la red. Golazo. A los 21 minutos del complemento Independiente saca ventajas. Otra vez le gana al multicampeón reforzado.

¿Genética?
Doblas tiene unos 1.800 habitantes. Conocida a nivel internacional por su apicultura, el fútbol es también uno de sus distintivos: el juego asociado, el pase preciso y el buen pie.
«Según los más viejos, el que cambió el fútbol en el pueblo fue Anastasio Páez, un ferroviario de Bowen, Mendoza, que vino a trabajar en la década del ’60», apunta Leonardo Gordillo Ardohain, histórico colaborador del Club Independiente. «Dicen que él impuso el estilo que vemos hoy», agrega sobre Páez el integrante de la subcomisión de fútbol actual.
«Incluso acá decimos que hay una genética», insiste Leo, y asegura que «el 90 por ciento de los chicos que juegan hoy, tienen al menos un familiar que jugaba muy bien en otras épocas».
Heredado o adquirido, el estilo atildado de Independiente es innegable, y una de las claves está en el trabajo formativo. «Nunca traemos jugadores de afuera para completar las inferiores, ni en cuarta, ni en quinta. Aunque nos cueste porque en el pueblo la estadística muestra que nacen muchas más mujeres que varones», señala, y esboza una sonrisa cuando se le recuerda que una de esas chicas es su hermana, la modelo Carolina «Pampita» Ardohain.
«Los chicos de nuestras inferiores casi siempre dan mucha ventaja de edad, pero la idea es que jueguen, que se diviertan…, aunque no ganen», explica Gordillo Ardohain. «Y además juegan con el mismo estilo que la Primera», añade, al tiempo que recuerda a Eduardo Corcuera y Miguel Narcué como «los pioneros que cambiaron una generación en los ’90 trabajando con los chicos».
Ricardo Corcuera (hoy DT del equipo principal), Alfredo «Bocha» Bonomo (hoy jugador) y Arturo «Colo» Gehl fueron algunos de los que luego tomaron la posta para formar a muchos de los jóvenes que hoy, además de defender los colores del Rojo, también enseñan a los más chicos trabajando en las inferiores. El estilo no se pierde.

Con lo nuestro.
El Torneo Provincial 2019 cuenta con 20 equipos. La mayoría se reforzó con muchos jugadores, algunos de renombre nacional como el propio Tito Ramírez en Alvear FBC o Alejandro Delorte en Atlético Macachín. Independiente de Doblas, que afronta su décima participación y viene de ser subcampeón en las ediciones 2017 y 2018 (en ambos casos el campeón fue Ferro de General Pico), decidió jugar con un plantel 100% del club, del pueblo.
Tres días antes del debut se lesionó el arquero Eduardo Coria (sufrió un desgarro) y obligó al Rojo a incorporar a un único ‘foráneo’ (Raúl Alomo), para cubrir a contrarreloj un puesto en el que en ningún equipo tiene nombres de sobra.
«Siempre hablamos de la idea de formar un equipo competitivo con jugadores de acá. En otros provinciales sumábamos algunos refuerzos a la base nuestra, pero para este decidimos jugar con los chicos del club porque se ganaron un lugar, las condiciones estaban dadas y por una cuestión económica también», explica Gordillo Ardohain al referirse a este Independiente 2019, que ganó tres de los cuatro partidos que jugó y lidera su zona.
¿Le alcanzará para ser campeón por primera vez en su historia? «Las dos últimas finales las perdimos con Ferro de Pico, que juega en otra categoría (Federal A), y en la Liga (Cultural) nos eliminó All Boys, que también se preparaba para otro nivel», comenta.
Y agrega: «En el momento duele perder, pero después te das cuenta lo importante que es ser subcampeón. Y la gente del pueblo lo valora, mucho más porque son chicos del club. Además siempre aprendés. Nosotros perdimos con los grandes, y en lugar de protestar nos propusimos copiar lo que hacen ellos: entrenar juntos, hacer concentraciones, trabajar desde inferiores. Y la única manera de hacerlo es con gente del pueblo».
Las estadísticas lo avalan. Independiente, luego del lejano título de Primera «B» en 1967, volvió a festejar otro ascenso con campeonato incluido en 2008. Ese mismo año ganó la Copa Presidentes de la Liga Cultural, que también levantó en 2009 y 2012, en todos los casos con planteles del club.
«El desarrollo no se importa», solía decir el economista Aldo Ferrer para resumir su concepto de «vivir con lo nuestro», una idea que apuntaba al potencial de recursos y capacidades de Argentina para crecer. En Independiente también apuestan al «jugar con lo nuestro». Y se muestran orgullosos más allá de los resultados.

Cambio de DT en Rivera.
El entrenador Víctor Hugo Meriggi dejó ayer su cargo en Deportivo Rivera, uno de los equipos animadores del Torneo Provincial de fútbol, y su lugar será ocupado por Juan Cequeira. Meriggi, que había asumido la conducción en enero de este año, había llevado al equipo a pelear hasta la última fecha por el campeonato de la Liga Cultural, y actualmente estaba segundo en la Zona «E» del Provincial, cuatro puntos por debajo de Independiente de Doblas. El domingo, Rivera igualó 0 a 0 con Ferro en Intendente Alvear.