Inicio La Pampa Informe afirma que las clases virtuales bajan los contagios

Informe afirma que las clases virtuales bajan los contagios

UN ESTUDIO REALIZADO POR CTERA Y UTELPA CON AYUDA DE MEDICOS EPIDEMIOLOGOS

Un informe elaborado por la Ctera sostiene que la suspensión de las clases presenciales tuvo un claro efecto en la baja de cantidad de contagios dentro de la comunidad educativa. El informe sostiene que hasta el día 24 de mayo el aumento de contagios estuvo ligado a la circulación comunitaria del virus, sin mayores restricciones incluida la presencialidad escolar que rigió hasta el 10 de mayo.
Desde la Central de Trabajadores de la Educación, de la cual forma parte la Utelpa, el gremio docente más grande de la provincia, recordaron que la ventana de días para que la enfermedad se manifieste luego de contraerla puede extenderse durante 14 días. Justamente, por esa razón, las cuarentenas obligatorias a los contactos estrechos de casos positivos se extienden durante las dos semanas posteriores al contacto.

In crescendo.
«La suspensión de la presencialidad tuvo claro efecto en la baja de cantidad de contagios dentro de la comunidad escolar analizada. El total de contagios en la población en general viene descendiendo y consecuentemente para la comunidad educativa también», explicaron. La Utelpa, en conjunto con Ctera y un grupo de médicos epidemiólogos que asesora a esa central sindical, analizaron específicamente los datos de La Pampa, en función de la información estadística que recolecta el Estado provincial.
El trabajo muestra que en la primera semana de clases (los chicos volvieron a las aulas el 8 de marzo) hubo solo un contagio, pero a partir de allí los casos en la comunidad escolar no pararon de crecer. La curva recién comenzó a bajar cuando se cumplieron las dos semanas (un ciclo viral) desde la suspensión de la presencialidad y el pase a las clases virtuales. Cabe recordar que el último día de clases presenciales fue el lunes 10 de mayo.

Pico y descenso.
El pico de casos se produjo en la undécima semana (17 al 21 de mayo) con 485 estudiantes contagiados, 91 docentes y 21 no docentes (597 en total). Para Utelpa esos contagios no ocurrieron en la virtualidad, sino que llegaron de arrastre de la presencialidad.
Ya en la duodécima semana (24 al 28 de mayo), la curva marcó un descenso, con 423 casos en total de los cuales 356 correspondieron a estudiantes, 56 a personal docente y 11 a no docentes.
En total, la población escolar contagiada llegó a 2.759 desde el inicio de las clases hasta la última semana de mayo incluida. Se trata de 2.146 estudiantes, 478 docentes y 135 no docentes.

Franjas etarias.
El estudio realizado por el gremio provincial y la Ctera incluyó un desglose de los casos de acuerdo a las franjas de edad. «Es evidente que la franja etaria de 4 a 18 creció fuertemente, desde el inicio del ciclo lectivo en forma presencial, y más a partir de abril. Como lo ha dicho la Defensora de Niñez y Adolescencia, esto es preocupante y deberíamos evitar los contagios, en especial, teniendo claro, que hasta hoy no se puede precisar cuales son las secuelas de quienes transitan dicha enfermedad», arguyeron en el informe.
«Es preocupante además que la franja etaria de 18 a 39 es la de mayor porcentaje de contagios, como en todo el país, así como el aumento de muertes en esa misma franja. En relación al número de muertes, que obvio también registra trabajadores y trabajadoras de la Educación, que asistieron a las escuelas, y que fueron contagios, en la escuela o en el trayectos a su lugar de trabajo, sigue siendo un número que alerta y nos llena de dolor. La tasa de letalidad sigue siendo alta», sostuvieron.

«Que piensen en los demás»
«Debe quedar claro el esfuerzo y reconocimiento a los y las docentes por sostener el derecho a la Educación, en cada escuela, presencial o a distancia, clases siempre hubo durante la pandemia en cada rincón de nuestra provincia y país», dijo Noemí Tejeda. «Quienes pretenden presencialidad en las aulas, deberían pensar en los niños y las niñas, en los estudiantes, y en los y las trabajadoras, los efectos devastadores de Covid, ya no se cuestionan, internaciones, respiradores, terapia, dolor y muerte, secuelas y muchas preguntas sin respuestas», concluyó la dirigente.

«Una opción falsa»
Desde Utelpa y la Ctera, la dirigente gremial Noemí Tejeda lamentó que la presencialidad o no en las escuelas se haya convertido en un punto central de la disputa electoral en el país y la provincia. «El valor de la presencialidad en la escolaridad no se discute y es insustituible, sin embargo la situación de pandemia obliga a priorizar la vida y la salud», sostuvo.
«Sostener el descenso de la curva de contagios, bajar el número de muertes y aliviar el sistema sanitario debe ser un objetivo claro para la sociedad en su conjunto, al que deberíamos sumarnos organizaciones sociales, sectores políticos y por su puesto el comportamiento de cada uno -unas- de nosotres como ciudadanos», añadió.
La dirigente se mostró indignada con representantes de sectores políticos como el diputado nacional por La Pampa Martín Maquieyra o diputados y diputadas provinciales del mismo espacio político opositor. Los acusó de «opinar de la educación pública tratando de establecer una opción falsa, en relación a Declarar la Educación como un servicio público esencial y con ello obligar a la presencialidad en las aulas». «Puede haber diversas opiniones, sin embargo ese mismo sector político y esas personas, fueron parte del proyecto político de la alianza Cambiemos que entre 2015 y 2019, destruyó lo que pudo de la educación pública, produjo el mayor descenso en el Presupuesto Educativo en los últimos años, y orientó sus políticas a la privatización del sistema educativo», afirmó.
Luego recordó que, una vez declarada la pandemia, en vez de colaborar, fueron «permanentes obstruccionistas de todas y cada una de la medidas» dispuestas para contener el avance del virus.