sábado, 19 septiembre 2020
Inicio La Pampa Infraccionaron a 13 personas que estaban en local bailable

Infraccionaron a 13 personas que estaban en local bailable

OTRO FIN DE SEMANA CONFLICTIVO EN 25 DE MAYO

Entre el viernes a la noche y ayer, la policía debió lidiar con nuevos casos de violación de las medidas preventivas por la pandemia de Covid-19. Ayer a la madrugada, efectivos sorprendieron a varias personas en un local en zona de chacras fuera del horario permitido. Más tarde persiguieron a un auto que transitaba fuera del horario permitido, poco después lo hallaron abandonado.
La primera situación ocurrió en inmediaciones del acceso por ruta provincial 34. Fuentes policiales confirmaron que, aproximadamente a la hora 2, personal de la Comisaría Departamental hizo actuaciones luego de detectar irregularidades en el local nocturno «Otra Historia».
Desde la dependencia confirmaron que ese lugar, que habitualmente es un bar bailable, había sido convertido en un restaurante para poder funcionar enmarcado en las disposiciones por la cuarentena. «Cuando el personal concurrió, comprobaron que el sitio «estaba fuera de horario y en situación de boliche bailable con música a todo volumen y con un sistema de luces rítmicas funcionando, violando las disposiciones sanitarias en vigencia», confirmó a LA ARENA el jefe de la Unidad Regional IV, comisario mayor Alberto Fix.
«En el lugar identificaron a trece personas, y los citados para que concurrieran a la dependencia en horas de la mañana. Allí, se los notificó a disposición de la Justicia por infringir a los artículos 205 y 239 del Código Penal. Es cierto también que mientras el personal intervenía en las tareas mencionadas en el local, advirtieron que varios automóviles llegaron al lugar y al ver que había una actuación policial se retiraron rápidamente, agregó el jefe policial.
La misma fuente confirmó que inmediatamente de iniciada las comprobaciones policiales, les dieron intervención a las autoridades locales del área de Trabajo. «Los funcionarios labraron un acta en la que constan las irregularidades», afirmó.

Aclaración.
Ayer, los dueños del local Otra Historia hicieron circular un comunicado deslindando responsabilidades. «En relación a los hechos que fueron informados por la comisaría local sobre un supuesto baile clandestino en nuestro local, aclaramos que no se realizaba tal evento dado que por el momento esta prohibidas las fiestas. Solo podemos decir que al momento de presentarse la policía en el local, el mismo se encontraba con las puertas abiertas y las luces prendidas, invitando a los clientes a retirarse», dijeron.
Los propietarios entendieron que la información policial no se ajustó a la realidad y adelantaron que «el día lunes nos vamos a presentar en la Fiscalía local para realizar la denuncia correspondiente».

Jóvenes huyeron y abandonaron auto
Otra irregularidad surgió poco después de las 4 de la madrugada, cuando una patrulla policial advirtió la presencia en la vía pública, en inmediaciones de la esquina de Avenida Santa Rosa y la calle Eduardo Castex, un automóvil marca Volkswagen Gol en la que transitaban varias personas. Cuando los quisieron identificar a los varios automovilistas, éstos emprendieron la fuga.
Minutos más tarde, los agentes policiales, lograron dar con el rodado que se había sido abandonado por sus tripulantes en la intersección de Avenida Santa Rosa y General Acha. Cuando estaban haciendo las tareas identificatorias, un joven se presentó aceptando que era uno de los pasajeros y alegando que quería recuperar algunos objetos de su propiedad que habían quedado en el vehículo.
Tras un breve diálogo, el joven terminó por aportar el nombre del dueño del Gol. La causa, que también radica en la infracción a la penalidad que establece el Código Penal en el marco de la cuarentena, es llevada adelante por la fiscal Eugenia Bolzan.
Por su parte, el viernes, un vecino dio aviso a la Comisaría Departamental que fue a visitar a un amigo en su casa y lo encontró fallecido. Fue así que tomaron contacto con la novedad del deceso del policía retirado Ariel Fernández, de 46 años de edad.
Según confirmaron fuentes policiales, el hombre fue encontrado en su habitación y constataron que el deceso databa de varios días atrás.
Ante la situación le dieron intervención a la Justicia. La Fiscal Eugenia Bolzan ordenó el traslado del cuerpo a General Acha a fin de practicar la correspondiente autopsia. “El resultado en primera instancia es que el fallecimiento habría ocurrido cuando Fernández sufrió un paro cardiorrespiratorio”, concluyó el comisario Juan José Martiní.