Inicio La Pampa Ingeniero Luiggi: un perro murió atacado por dos pitbull

Ingeniero Luiggi: un perro murió atacado por dos pitbull

DUEÑA DE CAN RECLAMO ANTE EL MUNICIPIO

La vecina luiggense Vanesa Chiodi, es dueña de un perro que murió atacado ferozmente por dos de raza pitbull y reclamó ante las autoridades comunales que se inicien acciones para proteger a la sociedad y otros animales de los ataques de esos canes. La mascota de la mujer fue muerta el fin de semana por los perros del vecino. Al reclamo de sumaron otros vecinos del barrio que piden que se cumplan las ordenanzas municipales ante la presencia de canes «peligrosos».

Chiodi denunció públicamente que dos perros de raza pitbull del vecino mataron y mutilaron violentamente a su mascota, un can salchicha llamado «Panchito». Ante este hecho los vecinos del barrio manifestaron su preocupación que estos animales ataquen a alguna persona, sobre todo a niños ya que los perros denunciados deambulan por la vía pública sin ningún tipo de elemento de seguridad.

El intendente local, Oscar Zanoli, recibió a la denunciante en su despacho y le expresó que «se está haciendo todo lo que corresponde ante una situación de estas características y para solucionar el problema. La denuncia ya fue elevada a la Fiscalía y tiene que esperar la autorización del juez para retirar los perros de esa propiedad. Además se le aplicará una sanción económica».

Quejas constantes.

La mujer dijo que desde 2016 viene reclamando y denunciando los ataques de estos perros: la pérdida de mascotas, roturas en su propiedad, la invasión del terreno entre otros daños de los perros pitbull. La mujer denunció públicamente que los canes «son de una vecina que nunca respondió por los hechos ocurridos y tampoco se tomaron medidas de seguridad para prevenir futuros ataques».

«Cansada de esta situación, y de ver cómo los perros andan sueltos por la calle sin ningún tipo de bozal o protección, ingresan a mi propiedad rompiendo el tejido del frente reclamo que en forma urgente se tomen acciones para solucionar este conflicto y evitar que ataquen a mis hijos».

«Pido que los perros sean retirados del barrio y los dueños sean debidamente multados y sancionados porque en ningún momento responsabilizaron de los daños materiales. La pérdida irreparable de una mascota y de una forma tan brutal, jamás se olvida, pero se pueden prevenir futuros ataques. Les pido que tomen conciencia de este caso y no esperen a que ocurra una desgracia mayor, la próxima víctima puede ser una persona», agregó.

A este reclamo también se suman vecinos de Realicó ante la gran cantidad de perros que deambulan en la vía pública provocando mordeduras, ataques a motociclistas, ciclistas y peatones.

Foto: Ilustrativa