Inicio La Pampa Inician investigación

Inician investigación

ATAQUE CON BALAS DE GOMA

La Justicia provincial y la FIA iniciaron investigaciones para determinar cómo se desarrolló una seguidilla de eventos que terminó con un joven herido de gravedad. Las averiguaciones se iniciaron luego de que un joven de 19 años denunciara que el viernes fue baleado por un efectivo de la Policía de La Pampa con un disparo de bala de goma que le hizo perder uno de sus ojos. El hecho ocurrió en el medio de una confusa intervención policial en la que supuestamente debieron dispersar a una veintena de personas que los agredían.
Todo comenzó con un llamado al 101 por una supuesta lesión autoinflingida por una persona en una vivienda de la calle Grassi, en el barrio Pueblos Originarios. De acuerdo al relato policial, una patrulla con dos efectivos de la Seccional Primera se hizo presente en el lugar, donde había una reunión ilegal y más de 20 personas en presunto estado de ebriedad.
«Cuando llegan, había un grupo de como de 20 personas consumiendo bebidas en una reunión ilegal y lo primero que hacen es agarrársela con el personal policial con una actitud hostil, y puede que el muchacho que perdió el ojo se haya encontrado ahí», explicó a LA ARENA el jefe de la Policía, Héctor Lara.
Y agregó que «ante la cantidad de personas que los superaban, los efectivos hicieron disparos disuasorios con una escopeta con perdigones de goma hasta que se logró calmar la situación y el personal de retiró».
Minutos después del episodio, un joven de 19 años, Julio Viñas Juárez, requirió atención del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) y denuncio haber sido alcanzado por la balacera policial, por lo que perdió su ojo izquierdo y sufrió heridas en la ceja derecha y en su boca.

«No puedo prejuzgar».
A raíz de la grave denuncia, la Justicia provincial inició una investigación al igual que la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) para determinar cómo fue la seguidilla de eventos que terminaron con el joven herido de gravedad.
Mientras tanto, el jefe de la Policía trasladó al efectivo identificado como autor del disparo a otra oficina policial y aseguró que no puede tomar nuevas decisiones internas hasta tanto las pesquisas judiciales lleguen a una conclusión. «No puedo prejuzgar ni juzgar porque voy a tener que resolver la cuestión de acuerdo a la recomendación que nos haga la FIA, todo estará atado a eso», sostuvo Lara, quien resaltó que «nos hemos puesto a disposición de la Justicia».
Por otra parte, Lara brindó una explicación técnica relacionada al accionar de los disparos y dijo que si hubiera habido intención de apuntarle a Viñas, «se le podría hasta haber causado la muerte».
«Cada cartucho tiene 24 perdigones y la escopeta tiene un disparo potente, por lo que si hubiera sido dirigido a la altura del rostro lo hubiera desfigurado y hasta podría haberle causado la muerte y tendría un montón de marcas en su cuerpo, que no tiene», consideró. Y añadió: «Cuando se dispara al piso, por ejemplo, si es duro no es extraño que rebote y pueda pegar en el cuerpo de quien esté cerca, por lo que bien podría haberle ido al rostro».

¿Exceso policial?
Como se mencionó antes, la Justicia provincial ya trabaja en una investigación para esclarecer el caso. En esa línea, el fiscal general del Ministerio Público Fiscal (MPF) indicó que hay dos líneas investigativas: una que apunta a la reunión ilegal y la otra sobre el disparo policial que terminó con el joven sin uno de sus ojos.
«En la intervención policial se utilizó un arma anti-tumultos y tenemos que determinar las circunstancias en las que ocurrió el disparo, es decir, si está o no dentro del marco del procedimiento», dijo Paulucci en declaraciones a La Campana, por Radio Noticias 99.5.
Según el fiscal, «el chico (NdR: Viñas) da una versión que difiere con la primera investigación» porque dice «que no había ningún tipo de agresión» contra la Policía. Por el contrario, los efectivos de la Seccional Primera manifestaron «que sí hubo agresión, incluso uno de los policías tiene lesiones constatadas».

Repudio.
Tras hacerse pública la denuncia por abuso policial, las fotos de la cara de la víctima con sus heridas comenzaron a visibilizarse en las redes sociales y generaron un amplio repudio hacia el accionar de los efectivos.
A su vez, la Federación Juvenil Comunista La Pampa emitió un respaldo hacia Viñas en el que aseguró que «en épocas de democracia, no se debe perder ni desprestigiar el hondo valor que pesa sobre esta palabra. Lxs agentes policiales deben estar al servicio de lo que demande la sociedad».
A través de un breve documento, la agrupación pidió que se realice una investigación efectiva que concluya con el esclarecimiento del episodio. «Creemos en la necesidad de exigir que se realice una pronta, rápida e imparcial investigación de lo sucedido, sin excluir el acompañamiento y la protección debida», afirmaron.
En tanto, en el cierre de la misiva difundida ayer reclamaron «que se respete la posibilidad de la extensión al diálogo» y condenaron «todo accionar que se realice sin alcanzar los que pesa sobre la democracia».