¿Inminente intervención de los bomberos de La Adela?

CONFLICTO SIN CUARTEL

El conflicto desatado en el seno de la Asociación Bomberos Voluntarios de La Adela, donde hay una sorda lucha intestina entre la Comisión Directiva e integrantes del Cuerpo Activo, pareció solucionada cuando el intendente Juan Barrionuevo creó un Comité de Emergencia Municipal y logró que ambas partes firmaran un acta comprometiéndose a varias acciones inmediatas. Sin embargo la situación de disidencia persiste por lo que hasta ahora ha sido imposible poner en actividad normal al servicio del cuartel.

La mediación.
Ayer LA ARENA habló con Pablo Escalante, el mediador que asesoró a Barrionuevo para operar en el marco de las leyes provinciales y nacionales de Seguridad para habilitar, “por primera vez en Argentina”, a una instancia como la de ejercer su potestad en el área de Defensa Civil tomando las riendas de la entidad. “El único objetivo que manejamos con el intendente es que el cuartel se abra y funcione”, dijo.
La charla sirvió para entender su tarea y la directa participación del jefe comunal. “Las leyes permiten que en caso de emergencias los estamentos gubernamentales nacionales, provinciales y municipales puedan ejercer decisiones en el orden de Seguridad, tal como en este caso. En este marco el señor intendente se reunió con las partes y de común acuerdo firmaron un acta mediante la cual se dejaba en claro que se iba a producir un cambio de jefatura y se iban a reincorporar los bomberos, todo esto hasta que la situación se arregle mediante el proceso institucional iniciado”, precisó.
Escalante explicó que su participación tiene que ver con un equipo de trabajo formado por bomberos, algunos en actividad y otros -como en su caso- retirados también abogados, que trabajan ad honorem en el abordaje y asesoramiento en este tipo de conflictos institucionales.
“Debo decir que el señor Barrionuevo es el primer intendente en cargarse la mochila al hombro del cuerpo de Bomberos de su pueblo. Yo ya hice mi trabajo y ya me volví a Buenos Aires, aunque siempre estaré a disposición”, indicó.

¿Todo sigue igual?
Sin embargo, ayer, fuentes a las que accedió este diario, indicaron que la situación, que parecía arreglada con la mediación y firma del acta, hoy sigue como entonces. Ocurre que algunas de las pautas consensuadas, como el traspaso de mando y la reanudación de acciones en el seno del cuerpo activo aún no se concretaron, por lo que el cuartel sigue sin operar.
Las causas de estos incumplimientos a lo acordado tiene que ver con que las diferencias, entre la mayor parte de la nueva Comisión Directiva y la mayoría del Cuerpo Activo, parecen irreconciliables. La fuente aventuró una posible intervención.
Esta situación parecería exceder los esfuerzos que hicieron el intendente Barrionuevo, el área provincial de Defensa Civil y la Federación Pampeana de Bomberos. Pero fundamentalmente en medio queda toda una comunidad que ve cómo una institución de tanta relevancia naufraga por una total falta de diálogo y una hoguera de pasiones, que afecta directamente a la seguridad de los habitantes de La Adela y la zona.