Insólito: en Acha tenían al enemigo dentro de la Unidad de Género

DESPLAZAN A COMISARIA

La subcomisaria a cargo de la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia Unidad Regional III con asiento en General Acha, Verónica Alejandra Tripailao, fue relevada de su cargo luego de que se hicieran públicos comentarios amenazantes hacia el movimiento feminista. En su cuenta de Facebook propuso poner “una bomba” a las mujeres pampeanas que celebraron la media sanción del proyecto de la despenalización del aborto para así ir “limpiando el país”.
La drástica medida llegó luego de que ayer al mediodía una militante feminista, Cintia Alcaraz, residente de Santa Rosa, radicara una denuncia ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) acusando a la agente policial de haber vertido mensajes intimidatorios contra su actividad de defensa de los derechos de la mujer.
“Ahí, todas juntas, una bomba y listo” posteó la funcionaria en su cuenta, haciendo alusión al video que Alcaraz había subido a la red social con anterioridad en donde ella, junto a un grupo de militantes, festejaba la media sanción de la legalización del aborto.
La militante dio a conocer por el mismo medio una copia de la denuncia y capturas de pantalla en las que basa su denuncia ante autoridades provinciales. “Acabo de realizar una denuncia en la FIA contra la subcomisaria, Verónica Tripailao. La responsable del Area de Género, Niñez y Adolescencia de General Acha, descargó un video de mi perfil de Facebook, lo publicó en el suyo y amenazó con poner una bomba a toda la militancia feminista, a nuestras familias y terminar con todo aquel que proteste”, apuntó.
Poco después, notificado de la situación, el jefe de Policía provincial Roberto Ayala decidió desplazar a la subcomisaria Tripailao del cargo y designar interinamente, en su lugar, a quien se desempeñaba en segundo lugar dentro de la Unidad Funcional.

“Fue inadecuado”.
En diálogo con LA ARENA, Ayala confirmó su decisión de relevar a Tripailao de su cargo y trasladarla a otro sector dentro de la Unidad Funcional mientras que se desarrolle la investigación que pesa en su contra.
“La denuncia ya fue presentada en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas quien deberá realizar la evaluación correspondiente de caso para constatar la falta, de encontrarse culpable la FIA elevará a la Jefatura la recomendación de la sanción y allí se decidirá qué hacer con la subcomisaria”, reveló el jefe policial.
En torno a la polémica publicación, Ayala confesó que le resultó “inadecuado” que una agente de la fuerza se exprese con esa vehemencia. “Una organización de la Jefatura que tiene a cargo temas tan sensibles no puede ser ejercida por personas que no tengan las condiciones necesarias para el puesto”, sentenció el jefe de la fuerza provincial.

“Una bomba y listo”.
¿Qué fue lo que la subcomisaria Tripailao subió a las redes sociales? “Ahí, todas juntas, una bomba y listo. Y al tiempo, cuando la familia se junte para llorarlas, otra bomba más y así vamos limpiando el país”, escribió, donde enseguida amplió sus desacertados dicho: “Yo terminaría con estas mujeres y con cualquiera que rompe las bolas todos los días protestando y jodiendo por una cosa y otra”.
Sin embargo, la polémica postura no es reciente dentro del perfil de la funcionaria policial. Desde que se abrió el debate por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, la subcomisaria tomó partido contrario a la iniciativa, decisión que dio a conocer en su perfil -ahora eliminados- desde un primer momento. El tono de las publicaciones habría subido cuando el jueves 14 pasado se dio media sanción al proyecto.

“De otros tiempos”.
Si bien los mensajes emitidos por Tripailao datan desde hace dos días, la presentación de Alcaraz ante la FIA fue al mediodía de ayer. La militante, en su exposición, reveló que se había enterado horas atrás porque compañeras de militancia, que tienen a la mujer policía de amiga en las redes sociales, le hicieron llegar las capturas de pantalla que agregó a la demanda.
Alcaraz expresó en la presentación ante la FIA los motivos que la decidieron a plasmar su queja. “Desde la militancia feminista consideramos absolutamente inapropiado, disciplinador y propio de otros tiempos las manifestaciones de la denunciada, que es parte de la Policía de La Pampa”, consideró.